Los superhéroes son sinónimos del bien y la justicia, sobre todo cuando hablamos de la Justice League. Pero, ¿qué pasaría si estos héroes hicieran el bien, sin importarles los medios empleados? Justamente eso es Gods and Monsters, una brillante versión oscura de la Liga de la Justicia que no tiene pérdida. Nunca has visto a Batman, Superman y Wonder Woman así.

Creada por Bruce Timm y Alan Burnett, esta película se siente como una extensión de la mítica serie Batman: The Animated Series de inicios de 1990. Sin embargo, Gods and Monsters no es la típica película de la Liga, aquí estamos ante una versión alternativa de los héroes, un “universo alternativo”, si se quiere, donde Superman no es Kal-El/Clark Kent, Batman no es Bruce Wayne y Wonder Woman no es Diana, la amazona.

Advertisement

No, en este mundo Superman es el hijo del General Zod (sí, el conocido enemigo del Superman de siempre), Batman es Kirk Langstrom (mejor conocido como Man-Bat, un enemigo de Batman) y Wonder Woman es una diosa llamada Bekka. Es decir, aquí tenemos como superhéroes a el hijo de uno de los mayores villanos nacidos en Krypton, un vampiro sangriento y una diosa, que no medirán sus acciones para “hacer el bien”.

Simplemente el inicio de la película ya nos da una buena idea de cómo es esta Liga de la Justicia: un grupo de terroristas se encuentra arrinconado (y muy armado) en una base subterránea; la policía no puede con ellos, entonces llega la Liga de la Justicia. Superman inmediatamente comienza a incinerarlos con su visión láser, mientras que Batman además de matarlos los deja secos de sangre, y Bekka, bueno, Bekka los corta en dos con su espada.

Advertisement

Violencia y sangre acompañan a esta, la versión más oscura de la Liga de la Justicia que he visto jamás, pero lo mejor es que esto no es sin sentido, sino que con ello su creador intenta darnos una buena idea de cómo es la vida bajo el yugo de estos superhéroes. Y nace la pregunta: ¿la Liga nos protege o en realidad somos sus esclavos?

Cuando el poder no tiene límites

Superman, o cualquier hijo de Krypton, se supone que tiene un poder casi ilimitado. Las balas no le hacen nada, ni el fuego, tiene fuerza sobrehumana y puede volar, entre tantas otras cosas. ¿Qué harías tu con un poder así? Incluso si decides ayudar a la humanidad, muchos te tendrán miedo. Simplemente la idea de que un día amanezcas malhumorado da pánico, debido a todo tu poder.

Y eso es lo que sucede en Gods and Monsters. Incluso el gobierno te teme, y las mentes más brillantes del mundo saben que deben tener algún tipo de respuestas ante tu poder. Y esto es sencillamente el trasfondo de la película, pero no su trama principal.

Gods and Monsters se basa en que Superman, Batman y Wonder Woman están siendo incriminados en una serie de crímenes que en realidad no cometieron. Los científicos más importantes de la Tierra están siendo asesinados, y sus cadáveres aparecen cortados, incinerados y sin sangre. ¿Cómo no creer que estos “héroes” sangrientos podrían ser los responsables?

A medida que la Liga de la Justicia va descubriendo quiénes son los responsables, la película nos cuenta el origen de los tres héroes, y son diferentes a los que conocemos. No voy a hacer spoilers porque, como dije en el titular, tienes que ver esta película, pero mi “pasado” favorito es sin duda el de Wonder Woman, que parece salido de la historia de Juego de Tronos, en donde la heroína sencillamente toma lo que quiera, cuando quiera, y como quiera. Creo que Bekka me gusta tanto que la prefiero a ella que a Diana como Wonder Woman.

Sin embargo, el de Batman también es bastante tenso y emotivo, sobre todo gracias a la voz que le da al personaje el actor Michael C. Hall (quien fuera el protagonista de aquella serie de televisión de un asesino en serie llamada “Dexter”), quien interpreta a la perfección a este Batman vacío, sin sentimientos y sin ningún tipo de temor por las consecuencias ante sus actos.

Advertisement

Gods and Monsters es una versión de la Liga de la Justicia que me gustó tanto que me encantaría ver mucho más de ella. Por ahora, solamente esta película y tres números de cómics han salido relacionados a este universo, pero el film ha tenido muy buenas críticas y éxito, por lo que espero que Warner Bros y DC Comics se animen a darle larga a su historia.

Personalmente soy de quienes disfrutan las versiones más oscuras de los cómics, y por eso Batman es uno de mis superhéroes favoritos. De por sí, su historia es oscura y deprimente en gran parte, pero en esta versión es mucho más oscura que nunca.

Si disfrutas de las buenas historias de superhéroes, maduras y que no ronden en torno a la bondad y felicidad, pero sí a la justicia, Gods and Monsters es una obra imperdible para ti... y Daredevil también, aunque no venga al caso.

Advertisement

Como nota personal, mi momento favorito de la película es aquel en el que Superman se admite ante nosotros cómo piensa, y lo hace con una simple pero gran frase:

“¿Imaginas lo hermoso que sería un planeta sin guerra, sin crímenes ni maldad, en el que todos sean iguales? Bueno, iguales, pero debajo de nosotros”.

Este es el Superman más humano que he visto, y me encanta.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)