Suena a chiste, pero no lo es. Un número de usuarios en los foros de soporte de Microsoft explican cómo solucionar el problema de la unidad de disco de la Xbox One con un método mítico: darle unos golpes. Tal cual. Uno ya ha colgado la prueba en vídeo y sí, funciona.

Como os hemos explicado por aquí, Microsoft ya ha reconocido el problema y además ha prometido regalar un juego gratis a aquellos que lo hayan sufrido. La compañía está reemplazando las unidades defectuosas (que asegura que son "muy pocas"). Si te ha ocurrido, pedir una nueva es la mejor solución, pero mientras llega igual quieres experimentar con este truco.

Advertisement

¿Qué hacer? Como demuestra dave d en el vídeo debajo, hay que desenchufar la Xbox One de la corriente, darle la vuelta y, a la altura de la unidad de disco, darle unos cuantos golpes. No te pases, algo intermedio, ni muy suave ni muy fuerte. Aparentemente el ruido y el mal funcionamiento lo produce de una pieza que no está del todo bien encajada. El truco casero parece funcionar:

La idea nos ha recordado a esta genial recopilación del arte de arreglar la tecnología a golpes en series y películas. Qué haríamos sin estos grandes momentos...

[vía The Verge]