Google Chrome OS, el rival de Windows 8 que Microsoft no esperaba

Primero fue el jefe de Acer cargando contra Windows 8 hace unos días: "todavía no es un éxito", dijo. Y dejó caer una pequeña bomba, su firme apuesta por Chrome OS de Google como alternativa al tímido recibimiento de Windows 8. Hoy, HP acaba de confirmar lo que se venía rumoreando: su primer portátil con Chrome OS, el Pavillion Chromebook, ya a la venta (de momento en EE.UU.) por solo 329 dólares. Las especificaciones no impresionan, pero el precio sí, igual que los 199 dólares del Acer C7 Chromebook o los 249 del Samsung Chromebook. ¿Le ha salido a Windows 8 un serio (e inesperado) rival en Chrome OS?

El desplante de Microsoft a los fabricantes con su tableta Surface le puede salir caro. De momento no hay cifras de ventas del Surface, pero no parece que se estén agotando precisamente. Eso, unido al lento despegue de Windows 8, está haciendo que los fabricantes estudien con urgencia otras opciones. Necesitan levantar como sea un mercado del PC que se ahoga ante la competencia de las tabletas, y Chrome OS puede ser la alternativa. 

Acer confirmó hace unos días que entre un 5% y un 10% de los ordenadores que distribuyó en EE.UU. desde noviembre iban equipados con Chrome OS. Otra cosa es que los venda. Pero ya hay cuatro Chromebooks en el mercado entre los 200 y los 450 dólares y, pese a que las especificaciones están lejos de ser impresionantes, podrían ser una opción para muchos usuarios. 

El modelo que HP pone hoy a la venta cuenta con pantalla de 14 pulgadas y resolución 1366x768, procesador Intel Celeron a 1,1 GHz, 2GB de RAM, y 16 GB de almacenamiento flash (además de 100GB gratis de almacenamiento en Google Drive durante dos años). El diseño no es su punto fuerte (pesa 1,8 kilos) pero en términos de relación calidad-precio puede ser una opción competente para usuarios que solo utilizan el ordenador para navegar y tareas básicas de productividad y no les seduzca una tableta (o ya tienen una).

En realidad, el Chromebook es como un intento de resucitar el fenómeno Netbook (ordenadores básicos y baratos) solo que en mayor formato y con un sistema operativo pensando para Internet.

¿Qué posibilidades tiene Chrome OS de comerle terreno a Windows? De momento, escasas, pero existen. Es cierto que Chrome OS no aparece ni en el mapa en cuanto a cuota de mercado, pero tampoco todavía Windows 8, con solo un 2,4% del mercado.

Es decir, Google tiene ante sí una ventana de al menos un año para intentar colarse en este terreno, promocionando y apostando fuerte por Chome OS. Podría montar un potente ecosistema entre móvil, tabletas y PCs, justo lo que Microsoft está intentando. 

La duda es si realmente a Google le interesa: ¿por qué gastar dinero y tiempo en colarse en el PC cuando la plataforma del futuro va por otro lado y apunta a las tabletas y nuevos formatos en torno a ella? De momento los Chromebook parecen más un intento desesperado de los fabricantes por impulsar sus ventas que una apuesta estratégica de Google. Pero nunca se sabe. Con algo más de inversión por parte de Google y 2-3 modelos adicionales en el mercado, a Windows le podría surgir un serio rival. Uno más.