Un desarrollador austriaco ha descubierto que es posible acceder a información privada de los compradores de apps a través de la tienda Google Play. Cuando un usuario descarga una aplicación los desarrolladores pueden acceder al nombre completo, el correo electrónico y el código postal o la vecindad de su domicilio. "Suficiente para localizar a alguien que, por ejemplo, deja una crítica negativa de una aplicación", dice el desarrollador.

Google por ahora no se ha pronunciado sobre la situación y es posible que estos datos se compartan de forma intencionada aunque la compañía no pide permiso al usuario para hacerlo. Dan Nolan, el desarollador que ha dado la señal de alarma, descubrió los datos personales de los compradores dentro de su cuenta de vendedor.

Advertisement

"Es un descuido importante por parte de Google. Yo no debería tener acceso a esa información salvo que el usuario lo consienta de forma clara", asegura en un post en su blog personal

Parece que parte del problema es que Google trata la compra de apps como cualquier otra transacción de Google Wallet, incluso la compra de objetos físicos. En este último caso la información personal de los compradores puede ser necesaria para mantener contacto sobre el estado del envío. En el caso de las apps, sin embargo, tanta información no sería necesaria. [ZDNet]