Imágenes: Gizmodo / Google / Amazon

Tan pronto como Google anunció Google Home hace unos meses, todo el mundo (ellos mismos incluidos) se apresuró a señalar las similitudes obvias con el Echo de Amazon. Desde entonces, Echo ha ganado algunas funciones nuevas. Comparemos a nivel técnico como se desenvuelven ambos dispositivos frente a frente.

Comencemos con el elemento de diseño más básico. El nuevo Google Home de $130 es diminuto, blanco y curvado, alejado del diseño monolítico del Amazon Echo con $180. Home también dispone de una base intercambiable que viene en seis colores y texturas (tela y metal). Encima de Home hay cuatro LEDs que ofrecen feedback y una superficie sensible al tacto para jugar el volumen, muy similar a lo que hace el anillo azul en la parte superior del Echo. Teniendo en cuenta todos los detalles, el nuevo altavoz wifi de Google probablemente se camufle mejor con el resto de elementos de la casa que el diseño algo más aparatoso del Echo.

Advertisement

Advertisement

Una vez dejamos atrás las cuestiones de diseño, el interior de Home y de Echo es realmente bastante parecido. Home viene con 3 altavoces que supuestamente emiten sonido en todas las direcciones.

Imagen: Gizmodo / Google

Echo tiene dos altavoces que apuntan hacia abajo y también emiten sonido en todas direcciones. Tanto el Home como el Echo se conectan a WiFi pero solo Echo ofrece conectividad Bluetooh. Echo también tiene más micrófonos. Amazon dice que los siete altavoces en el Echo significa que pueden reconocer comandos tanto cerca como lejos. Google, en cambio, asegura que los dos que hay en Home son suficientes puesto que utiliza algoritmos para localizar la fuente del sonido.

Imagen: Gizmodo/Amazon

Luego está la cuestión del software. Si nos atenemos a la (larga) demo de Google durante el evento, Home ofrece más o menos la misma funcionalidad que Echo. Puedes preguntarle cosas “¿A qué hora es la Super Bowl?” y el altavoz proporcionará la respuesta. Puedes emitir comandos básicos “Reproduce el nuevo álbum de Bon Iver” y etc. A los fans de Google probablemente les encante como Google Assistant funciona a través de todos los dispositivos. Puedes controlar además cualquier dispositivo “cast” de Google, así que si ya usas productos de la compañía, Home se integra con ellos.

Si no te gustan los dispositivos de Google o no dispones de ninguno, puede que encuentres más atractivo el Echo. Amazon ya lleva un tiempo reclutando compañías para hacer que sus productos sean compatibles con Echo, y Alexa ahora es capaz de reconocer más de 100 comandos externos, desde pedir pizza a un Uber. La lista de los partners de lanzamiento de Google Home es mucho más pequeña que la de Echo. Es más, inicialmente solo habrá 13, la mayoría además son propiedad de Google. Obviamente, la compañía ha afirmado que que se añadirán más en el futuro, pero todavía no sabemos cuáles.

Pero aunque solo sea para simplificar el proceso de decisión, asumamos que obviamente el precio y el diseño le importan a la mayoría de las personas. Incluso con una pequeña lista de funcionalidades, los $130 de Google Home son una manera atractiva de añadir un altavoz a tu habitación mientras das un paso firme en la computación controlada por voz (el Echo Dot de Amazon por $50 es todavía más barato pero no tiene un buen altavoz). Los $180 de Amazon Echo lo convierten en un caballo de tiro, uno que puede que no ofrezca mucho más que Home en el futuro cercano

Advertisement

Sponsored

Dicho eso, no podemos saber si Google Home puede cumplir con todo lo que ha prometido hasta que no los probemos. La precompra empieza hoy, y se pone a la venta el 4 de noviembre. Mientras, espera a nuestra review.