Google ha respondido a su manera a uno de los primeros hacks este fin de semana de las Google Glass. Jay Freeman, creador de la tienda Cydia para aplicaciones de iPhones con jailbreak, consiguió acceso root a la versión Android 4.0.4 de Glass. ¿La reacción de Google? Aplaudir. Eso es justo lo que quieren, dicen. Ahora han liberado además el código específico de Linux utilizado en las gafas, se puede descargar aquí.

Uno de los ingenieros de Google, Stephen Lau, ha dejado claro que la intención de Google es justo que los desarrolladores trasteen con Glass y creen nuevas aplicaciones con ellas. "No quiero decepcionar a nadie... pero, en serio... dejamos el equipo abierto intencionadamente para que pudierais hackearlo y hacer locuras divertidas con él", escribió en su perfil de Google+.

Advertisement

Es una actitud que dice mucho del buscador, aunque hay que tener en cuenta que no todo el código de Glass ha sido liberado al completo. De momento la compañía solo ha puesto a disposición la parte específica del kernel de Linux, pero el resto de código de Android de las gafas aún no está abierto.

Es decir, de momento nadie (ningún otro fabricante, por ejemplo) podría crear unas gafas propias con el software de Google, igual que hacen ahora los fabricantes de smartphones con Android. Es probable que Google acabe liberando el 100% del código, pero de momento no hay fecha oficial.

Foto: AP