Google no aprobará (de momento) aplicaciones de reconocimiento facial en Google Glass. En la página oficial de Glass, la compañía ha asegurado: "no añadiremos funciones de reconocimiento facial a nuestros productos sin haber establecido fuertes medidas de protección de la privacidad". O lo que es lo mismo: con Google Glass aún no hay privacidad. Está bien reconocerlo.