Google Brain

Convertir una foto pixelada de baja resolución en una aproximación asombrosa de la realidad, eso es lo que ha conseguido el equipo de Google Brain combinando dos redes neuronales. El resultado abre las puertas a muchos campos y sectores como la investigación policial.

Advertisement

Lo primero que hay que aclarar es que no se trata de una imagen “real”, es generada como resultado del trabajo en laboratorio y por tanto se acerca más a una superposición del propio programa, aunque impresionante. Lo conseguido significa aumentar la resolución de la foto original, de esta forma han logrado convertir una imagen de 8 x 8 píxeles en una aproximación bastante cercana de la realidad.

Las redes neuronales fueron las encargadas de aumentar el nivel de detalle en una imagen de baja resolución. ¿Cómo? A través del aprendizaje profundo, capaz de agregar detalles. Dicho de otra forma, el software realizó conjeturas acerca de la imagen basándose en la información que había aprendido de otras imágenes. Para ello y como decíamos hicieron uso de dos redes neuronales.

Advertisement

En primer lugar con la denominada “red de condicionamiento”, la cual comparó la imagen de baja resolución con las fotos de alta resolución en su base de datos. Luego bajó la calidad de cada una para que coincidiera con el color de los píxeles de imágenes similares.

Google Brain

A continuación pasaron a una “red previa” que realizó conjeturas acerca de los detalles que podían entrar en una foto de mayor resolución. Utilizando PixelCNN la red examinó las probabilidades de lo que estaría en un píxel en función de una clase dada de imágenes en ese tamaño. Como vemos, las fotos eran imágenes de celebridades y dormitorios, por lo que la “red previa” determinó que estaba trabajando con fotos de famosos.

Las dos redes neuronales hicieron sus (mejores) conjeturas, se combinaron y el resultado lo tenemos en la pantalla. Y sí, puede que no sean perfectas, pero imaginémonos las implicaciones que puede tener el avance de esta tecnología en el futuro. De las primeras que nos vienen a la cabeza está el uso de la misma por parte de la policía en investigaciones. Nunca antes estuvimos tan cerca de realizar esos zooms peliculeros de los chicos de CSI.