Foto: Alex Cranz/Gizmodo.

Pixel es el primer smartphone que Google ha construido por completo, y la compañía cree que finalmente ha logrado hacer un dispositivo Android capaz de conquistar al iPhone. Sí, desde luego que es un gran intento, pero ¿es suficiente?

En los dispositivos Nexus del pasado Google facilitaba el software Android para que otros fabricantes como LG, HTC, Samsung y Huawei se encargaran de fabricar el teléfono. Pero en este caso tenemos el móvil “más Google” que hemos visto jamás, lo que quiere decir que está mucho más conectado a los servicios de la compañía que antes. Pero a pesar de algunas buenas ideas, como el Google Assistant, una buena cámara y un gran procesador, el Pixel se queda corto en cuanto a su ambición de ser el verdadero iPhone killer.

Advertisement

Advertisement

He sido usuario de Android durante muchos años y por ello no podía esperar para probar el Pixel. Es diferente a otros smartphones Android porque es el primero en centrarse en la inteligencia artificial de la compañía, ese sistema omnipotente que obtiene datos e información acerca de ti cada vez que usas algo como Gmail, Google Maps o el calendario de Google. Este “cerebro de Google” aprende de tus hábitos con el tiempo y puede ayudarte a encontrar información importante mucho más rápido. El problema: esta inteligencia artificial todavía es muy estúpida para ser realmente útil.

El mejor lugar en el que puedes comprobar esto es en Google Assistant, el asistente virtual inteligente que compite con Siri. Al presionar de forma prolongada el botón de inicio en el Pixel (o decir “Ok Google”) podrás acceder al asistente virtual para hacerle preguntas o darle órdenes básicas. Google Assistant puede hacer cosas como configurar el despertador, reproducir música, obtener información de tus equipos deportivos favoritos o del clima, traducir palabras y encontrar restaurantes que estén cerca de ti.

Google promete que su asistente anticipará tus necesidades obteniendo información de tus correos y calendario para comprender tus hábitos. En la práctica, Google assistant me decepcionó. Lo probé un viernes en la noche pensando que me ayudaría a planear una cita pero el resultado fue un desastre. Le pregunté: “¿Qué buenos sitios para citas hay cerca de [el bar donde me encontraba]?” y solo me dio enlaces con información al bar y no me recomendó ningún lugar cercano. Después le dije “¿Qué buenos sitios para citas hay cerca de [la dirección]?” y el asistente volvió a fallar. Me mostró una página web que no me interesaba en lugar de la información que le estaba pidiendo.

Sponsored

Estoy bastante decepcionado con Google Assistant porque es un concepto bastante prometedor. La compañía quiere que nuestra atención ya no se centre en la barra de búsquedas, ahora quieren que aproveches lo mejor de Google usando la aplicación de mensajes Allo o diciéndole a Assistant que busque por ti. Después de todo, el Pixel y Pixel XL son plataformas para alimentar este cerebro de Google con más información acerca de ti. A medida que el asistente se hace más inteligente será más útil. Algunas personas encontrarán esto un poco perturbador sinn duda pero en mi opinión la idea es emocionante y me decepciona que la tecnología no esté disponible actualmente. Eso sí, debo decir que aunque nadie está a la altura de lo que se espera de esta inteligencia artificial, la de Google es superior a otras como Siri de Apple y Cortana de Microsoft.

El problema es que los asistentes de móviles todavía no son lo suficientemente buenos como para ser una de las características principales al momento de vender un teléfono. Son funciones curiosas y nada más, Google decidió construir su smartphone centrándose en ella y eso fue un error.

Foto: Alex Cranz/Gizmodo.

Llegamos a algunas de las características más clásicas en un smartphone. El Pixel tiene todas esas cosas que puedes esperar de un móvil de gama alta, incluyendo dos versiones: uno de 5" y el Pixel XL de 5.5". Estos no solo difieren en el tamaño de sus pantallas sino también en la resolución (1920x1080 vs. 2560x1440) y sus baterías (2770 mAh vs. 3450 mAh), pero en el resto son completamente idénticos.

Advertisement

Advertisement

Para mi reseña pasé una semana con el Pixel XL y en cuanto a su rendimiento el dispositivo ofrece todo lo que puedes esperar de un móvil premium. Cuenta con una autonomía bastante generosa como para durar todo un día antes de volver a necesitar carga, una pantalla preciosa y es muy rápido y fluido.

Vale la pena mencionar que el software de Pixel hace que sea bastante fácil de usar, inclusive cuando hablamos de un móvil Android. Por ejemplo puedes acceder a algunas funciones rápidas directamente manteniendo presionado tu dedo sobre una aplicación de Google. Estas acciones rápidas incluyen tomar una selfie si mantienes presionado sobre el icono de cámara en la pantalla de inicio, lo que sería una respuesta de Google al 3D Touch de Apple. La compañía asegura que algunos desarrolladores como LinkedIn y Evernote están probando sus propios accesos rápidos, por lo que podemos esperar que muchas más adopten esta función en el futuro.

Foto: Alex Cranz/Gizmodo.

El Pixel cuenta con una cámara ridículamente buena que obtuvo una puntuación muy alta en las pruebas de DxOMark. Google ha puesto verdadero empeño en conseguir una gran cámara y según pudimos ver en nuestras pruebas el Pixel cumple mucho de lo que promete. Cada una de las fotos que tomamos contaba con los colores correctos y mejor nitidez si las comparas con las fotos que toman otros móviles Android.

Advertisement

Sin embargo, cuando las comparas con un iPhone 7 comienzas a notar las diferencias. Las fotos del Pixel pareciera que fueron lavadas y no son tan vibrantes y vivas como las del nuevo iPhone. Eso sí, nada de esto supone una gran diferencia si solamente compartes fotos por diversión y no a un nivel más profesional.

Estas fotos fueron tomadas con segundos de diferencia.

Cuando la función de HDR está encendida se complica un poco el procesamiento de imágenes, pero el móvil es tan rápido que es casi imposible notarlo. También cuenta con una función de “ráfaga inteligente” que hace que capture unos 10 cuadros por segundo, lo que te permitirá grabar un vídeo en cámara lenta si lo deseas o sencillamente escoger una de las imágenes. También hace que tomar una foto en movimiento sea mucho más fácil. De nuevo: todo esto es genial pero nada innovador. El iPhone ya hace lo mismo.

Foto: Alex Cranz/Gizmodo.

Pixel es un teléfono bastante feo. El diseño es un poco más ancho y alargado que el Nexus 6P del año pasado, y el bisel en la parte inferior es mucho más grande. También cuenta con una parte de plástico en la parte superior trasera del móvil que se siente pegajosa e incómoda de sujetar. El diseño no es tan fino, limpio y delicado como el del iPhone 7.

Advertisement

Advertisement

También cuenta con algunos cambios que suponen un paso atrás en cuanto a diseño, como el hecho de que no es resistente al agua. Incluso el iPhone es resistente al agua hoy en día y eso que Apple siempre llega tarde a la hora de incluir funciones como esta. Tu Google Pixel siempre estará a un torpe descuido de distancia de ahogarse en el váter.

Si vas a gastar 650 dólares en un smartphone querrás que luzca maravilloso y que dure al menos dos años. Este móvil es lo suficientemente diferente como para haber llamado la atención de mi barbero y del chico que hace mi café por las mañanas, quienes me preguntaron si era “el nuevo iPhone”. Les dije que no. Después me preguntaron si era bueno, y así nació la duda más importante de todas. ¿Le recomendaría este móvil al usuario promedio? La respuesta corta es: no.

Y esto lo dice alguien que solamente ha usado Android en años: el Pixel no supone un avance para la plataforma. Lo que hacía muy especial a los viejos móviles de Google como el Nexus 6P es que te ofrecían un móvil de gama alta por menos de 500 dólares. A 650 dólares el Pixel es tan caro como cualquier otro smartphone sin nada que lo haga especial.

Advertisement

Google Assistant es, básicamente, una versión glorificada de Google Now y no es razón suficiente como para justificar este precio. Confío en que la inteligencia artificial de Google algún día será lo suficientemente buena como para justificarlo, pero ahora mismo no es así.

Si eres como yo y has evitado usar un iPhone durante todos estos años, quizás es hora de dar el salto. El iPhone es, en definitiva, lo mejor del año. Los smartphones de gama alta Android en la actualidad son inferiores en muchos sentidos. Al menos el Galaxy S7 tiene un aspecto precioso, pero ya cuenta con más de seis meses en el mercado. Si quieres comprar un smartphone Android el Pixel puede que se haga muy tentador, pero si el Pixel es el mejor ejemplo que existe dentro del sistema, quizá sea hora de empezar a mirar en otros sitios.

Algunos detalles importantes:

  • Este es el primer móvil completamente bajo la responsabilidad de Google.
  • El Pixel XL por alguna razón es más grande y feo que el Nexus 6P
  • Es increíblemente rápido.
  • El modo de ráfaga inteligenteses muy útil para capturar el momento perfecto.
  • Google Assistant es una función prometedora, pero no está listo.
  • El plástico en la parte trasera del terminal es pegajoso y se siente extraño al sujetarlo.
  • No entiendo cómo se supone que este móvil es mejor que mi Nexus 6P.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.