En el año 2011 nació Google+ como el intento de Google de crear su propia red social y superar a Facebook, algo que no sé cómo se les pudo ocurrir que podrían. Cuatro años más tarde Google+, casi sin quererlo, se transformó en otra cosa, y hoy han rediseñado la plataforma para aprovechar justamente sus mejores cualidades: dar cabida a la creación de comunidades y las colecciones de contenido.

Porque Internet pareciera desesperado en matar Google+, o mejor dicho, muchos lo dan por muerto desde hace años. Pero el hecho es que, aunque es cierto que la cantidad de usuarios activos de Google+ es muy baja si la comparamos con Facebook, Twitter o Instagram, aquellos que usan la plataforma son fieles al servicio, y vaya que le han sacado provecho a las comunidades y las colecciones.

Google se cansó de intentar meternos Google+ hasta en la sopa, casi desesperados por que lo usáramos. No sucedió, y no sucederá, pero eso no quiere decir que la plataforma tiene que morir. Hoy ha evolucionado para “permitir a nuestros usuarios compartir y descubrir cosas maravillosas relacionadas a sus intereses y sus contactos”, y por ello a partir de hoy veremos cómo el diseño cambia tanto en sus aplicaciones móviles como en la versión web.

Advertisement

Advertisement

Personalmente nunca entendí el empeño de Google en que Google+ fuera el próximo Facebook, y quizás por eso muchos nunca lo usamos. Bueno, por eso, y porque ya de por sí Twitter me quita más tiempo del que quisiera. [vía Google]

Imagen de portada: Shutterstock / Google / Michael Hession.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)