Los primeros televisores de Ultra Alta Definición, denominados genéricamente 4K o HDTV, han hecho su debut a precios muy elevados, pero algunos fabricantes parecen dispuestos a romper la baraja nada más comenzar la partida. Hace unos meses Seiki lanzaba un televisor 4K de 50 pulgadas por 1.500 dólares. Ahora es el fabricante chino TCL el que baja aún más el listón presentando un televisor del mismo tamaño y resolución 4K por 1.000 dólares.

La rebaja es más que considerable teniendo en cuenta que los televisores 4K de marcas consolidadas como Sony rondan los 5.000 dólares.

Por supuesto, todo tiene un precio, y el del nuevo televisor de TCL es la pérdida de la mayor parte de sus funciones inteligentes Smart TV, y de los estándares comerciales de codificación relacionados con 4K. La pantalla utiliza un estándar propio de re-escalado de la imagen que habrá que ver en funcionamiento antes de emitir un juicio. Lo que parece claro es que el panel UHDTV no es una excusa para elevar tanto los precios. El televisor 4K de TCL saldrá a la venta este mismo mes de septiembre en Estados Unidos. No hay planes todavía para Europa u otros países. [TCL USA]