Grafeno blanco, el nuevo supermaterial que absorbe la contaminación

Se llama grafeno blanco, aunque no contiene ni un átomo de carbono, pero promete casi tanto como si lo tuviera. Según una nueva investigación publicada en Nature, el grafeno blanco podría ser uno de los materiales más efectivos a la hora de limpiar desastres naturales por contaminación, como vertidos de petróleo o aceite industrial en el mar.

El grafeno blanco es en realidad nitruro de boro y es capaz de absorber hasta 29 veces su peso en petróleo u otros compuestos similares. Igual que el grafeno, el nitruro de boro se compone de finísimas láminas de un átomo de grosor en una estructura de red hexagonal. Los científicos pensaron inicialmente que podía aplicarse a la electrónica, pero ahora creen que su uso más directo y efectivo sería el de absorber sustancias altamente contaminantes.

El secreto para su efectividad en esta tarea, mucho más que otros nanomateriales, está en su estructura porosa que le permite absorber y retener con más facilidad los contaminantes. Una vez los ha absorbido, puede flotar en el agua incluso si está completamente saturado de petróleo o aceite industrial. Eso permite recoger y descontaminar el material de forma mucho más fácil y segura.

Buenas noticias, aunque el gran obstáculo será probar que puede utilizarse a gran escala y de forma barata. Como ya vimos hace poco con el grafeno, no todo son ventajas en estos supermateriales. [Nature Communications vía BBC]

Foto: Benjah-bmm27, bajo licencia Creative Commons