Panamá inaugura hoy el que probablemente sea el edificio más feo de Frank Gehry hasta la fecha. Se trata del nuevo Biomuseo, un espacio expositivo dedicado a la extraordinaria biodiversidad del país centroamericano. El edificio y el parque que lo rodea han costado 60 millones de dólares y se ha tardado casi diez años en completarlo.

El museo de la biodiversidad se ubica en el extremo del Caíz de Amador, en plena desembocadura del canal en su vertiente pacífica. Es genial que Panamá dedique un espacio para que los visitantes descubran la maravillosa diversidad de flora y fauna del país, aunque quizá la elección de Gehry no sea la más acertada.

El museo es una agresiva combinación de tejados de chapa de colores doblada como si se tratara de Origami. Bajo ellos se despliega un espacio expositivo bastante anárquico y dotado con las tradicionales grandes cristaleras y salas retorcidas que ya caracterizan a Gehry desde que hizo el primer Guggenheim. El museo es la primera obra del popular arquitecto en Latinoamérica. [vía Inhabitat]

Fotos: Biomuseo

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)