Hace apenas unos días, el servicio musical Grooveshark cerraba sus puertas tras años de batallas legales con representantes de la industria musical. Hoy la página y el servicio han comenzado una nueva andadura desde el dominio Grooveshark.io. Lo que no sabemos es por cuánto tiempo.

¿Cómo es posible que Grooveshark vuelva cuando su autor decidió echar la persiana después de llegar a un acuerdo legal por parte de las discográficas? La respuesta es que, aunque comparte el nombre y prácticamente toda la discografía, el servicio lo ha puesto en marcha otra persona vinculada al original. Una persona que se ha identificado simplemente como Shark envió las siguientes declaraciones por mail a BGR:

Comenzamos a hacer una copia de seguridad de todo el contenido de Grooveshark cuando comencé a sospechar que su fin estaba cerca. Mis sospechas se confirmaron días más tarde cuando anunciaron oficialmente su cierre. Para ese momento ya teníamos el 90% del contenido del sitio web. Ahora mismo estamos trabajando en recuperar el 10% restante.

La idea de este nuevo grupo responsable de la resurrección de Grooveshark es replicar completamente el servicio, desde su interfaz gráfica a la configuración de listas favoritas. Evidentemente, existe la preocupación lógica sobre cómo pretenden evitar que la industria discográfica se les vuelva a echar encima. En los términos de uso, el nuevo Grooveshark se lava las manos reconociendo que los archivos tienen copyright y que no se pueden descargar sin tener la correspondiente licencia, aunque tiene pinta de que esto no va ser suficiente. En declaraciones a BGR, Shark ha añadido:

Tenemos los dominios, los servidores y toda la infraestructura listos. Va a ser una montaña rusa y estamos preparados para ella.

Algo nos dice que no va a ser la última vez que oigamos hablar de Grooveshark en las próximas semanas. [vía BGR]

Foto de portada: Sergey Uryadnikov / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)