Como cada año, la ceremonia de entrega de los Oscar se ha convertido en lo más comentado en redes sociales. La presentadora de la gala, Ellen DeGeneres, apareció en varias ocasiones delante de las cámaras con un Galaxy Note 3 haciendo fotos y selfies. Una estrategia perfecta de Samsung. En el backstage, sin embargo, parece que DeGeneres, o más bien sus asistentes, prefirieron sacar el iPhone del bolsillo.

Varias de las fotos que DeGeneres se hizo desde el backstage, por ejemplo el selfie debajo, se tomaron o se enviaron en realidad desde un iPhone, tal y como apuntan las aplicaciones que permiten conocer la app desde la que se envían los mensajes en Twitter. Obviamente, DeGeneres no estaba ella misma enviando las fotos, tendría un equipo detrás que lo hacía. Es probable que, por contrato, quizás las tomara todas desde un Galaxy Note 3, pero luego algunas de ellas se enviaron en realidad desde un iPhone. De nuevo, la dicotomía entre marketing y realidad.

Hay que recordar que DeGeneres ha sido desde siempre una fanática confesa de Apple. Incluso creó un juego para iOS con el que suele echar unas partidas con los invitados de su show.

Advertisement

En MarketingLand han hecho una exhaustiva recopilación de los tuits de DeGeneres y. al final, salen unos 5 enviados desde Samsung/Android vs 4 enviados desde iPhone. El más popular, el que ha batido récord de retuits (debajo), efectivamente se ha enviado desde Android, pero otros cuantos no, sobre todo los del backstage.

Pese a los deslices, la jugada de Samsung parece que ha salido redonda. El tweet más retuiteado de la historia, el selfie que DeGeneres se tomó con casi una docena de actores en mitad de la gala y fue realmente épico:

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)