Hace 3 mil millones de años la Tierra era un planeta bastante distinto. La vida comenzaba a dar sus primeros pasos, aunque todavía no entendemos muy bien cómo y por qué, y un meteorito impactó sobre nuestro planeta, provocando que el agua de los mares hirviese por el calor durante un año.

Así ha podido saberlo una investigación de la universidad de Stanford que examinando algunas formaciones geológicas en África del Sur ha podido deducir que entre 3,5 y 3,2 mil millones de años atrás un meteorito impactó en esa zona alterando profundamente el clima y la superficie terrestre.

Advertisement

No fue el único, las trazas geológicas de silicio que se forman en la zona se conocen como el cinturón de Barberton y a menudo este se usa como evidencia para demostrar que miles de millones de años atrás el choque de grandes meteoritos contra la Tierra era un fenómeno bastante frecuente, debido probablemente a que el Sistema Solar era todavía mucho más joven.

Como consecuencia del impacto gran parte del agua de los océanos se evaporó, el agua restante hirvió durante un año y gran parte de los formas de macrobióticas ya existentes se extinguieron. Las que quedaron, y otros tantos miles de años después, evolucionaron poco a poco a formas de vida más complejas. [vía Science News]

Imagen: Mopic/Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)