Pistolas láser de 40W, rifles caseros que funcionan con propano y ahora una especie de sable láser de Star Wars pero que cambia la emisión de luz inducida por algo mucho más primario: el fuego. Es el resultado de un experimento de The Backyard Scientist y replicarla es bastante sencillo.

Sólo hay que meter butano presurizado a chorro en el interior de una botella con un dispensador en un extremo. Luego se añade un encendedor especial y voilá, el resutlado es bastante parecido a tener un sable de fuego funcional.

Advertisement

Puede que no sea muy práctico, pero a cámara lenta es desde luego todo un espectáculo. Su creador también utiliza el mismo sistema para observar cómo se propaga una superficie inflamada con butano o para ver cómo las ondas de choque se propagan por el agua almacenada en una ventana.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)