Los drones son útiles para un sinfín de cosas. Aparte de obtener preciosas tomas aéreas o cuidar de los cultivos, ahora también servirán para atajar el flagrante fraude urbanístico que afecta a la isla de Menorca. El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de España ya ha cazado 2.500 infractores gracias a un pequeño avión espía.

¿Qué tienen que ver los drones con el fraude fiscal? La respuesta está en la construcción de viviendas ilegales. La práctica no solo es un fraude urbanístico. También pone en peligro el ecosistema de la pequeña isla de Menorca, declarada Reserva de la Biosfera de la Unesco desde 1993.

Advertisement

Obviamente, la construcción de viviendas en este paraíso verde está muy regulada, pero eso no ha evitado que aparezcan más de 2.500 nuevos inmuebles que disfrutan de servicios municipales a costa de otras viviendas legales o que directamente están construidos en zonas protegidas.

La oficina del catastro de Menorca, dependiente del Ministerio de Hacienda, ha registrado ya 2.500 de estas viviendas ilegales en los municipios de Alaior, Es Castell, Ferreries, Sant Lluís, Es Mercadal y Es Migjorn Gran. La criba aún no ha terminado. Faltan datos de los municipios de Sant Lluís, Maó y Ciutadella. [Diario de Menorca vía Crónica Global]

Sponsored

Portada: Foto aérea del Municipio de Es Castell, en Menorca. Foto: Getty Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)