La periodista sueca Kim Wall. Imagen: Getty

La defensa de Peter Madsen se desmorona. Según han comunicado este sábado las autoridades danesas, los buzos de la policía han localizado ya la cabeza y las piernas de Kim Wall cerca de donde había aparecido su torso desmembrado. El cráneo de la periodista no presenta signos de que se golpeara accidentalmente.

Kim Wall fue vista por última vez con vida el 10 de agosto a bordo del submarino UC3 Nautilus. La periodista estaba haciendo un reportaje sobre el inventor danés Peter Madsen cuando la embarcación se hundió (o fue hundida deliberadamente, como descubriría más tarde la policía). Diez días después, el torso decapitado de Wall fue hallado en la costa junto a un lastre de metal para que no flotara.

La policía busca los restos de Kim Wall en un canal de la costa de Amager. Imagen: Jens Dresling/Ritzau vía AP

Madsen admitió que Kim Wall había muerto en el submarino, pero dijo que todo había sido un accidente. Según el inventor, la periodista se golpeó la cabeza con la escotilla del Nautilus y falleció. Después él, “presa del pánico”, desmembró el cadáver para lanzarlo al mar, apuñalándolo varias veces con el fin de impedir que los gases en descomposición hicieran que las partes emergieran del agua.

Advertisement

El hallazgo del cráneo sin fracturas contradice esta versión. La cabeza y las piernas de Kim Wall han sido localizadas en bolsas que habían sido lastradas para hundirse en el agua. Los brazos de la periodista siguen desaparecidos, y la causa de su muerte todavía no ha sido establecida por las autoridades.

La última foto del Kim Wall con vida, junto a su presunto asesino Peter Madsen en el submarino de este último. Imagen: Getty

Esta semana hemos sabido que el torso de Kim Wall tenía heridas de puñalada en los genitales, causadas cerca o después de su muerte, y que había ADN de la periodista bajo las uñas, en la cara y en el cuello de Peter Madsen. También se han encontrado videos snuff de mujeres torturadas y decapitadas en un disco duro del danés, lo que nos deja con una imagen dantesca de lo que pudo pasar.

Advertisement

Kim Wall tenía 30 años y trabajaba como periodista freelance en medios como el New York Times, el Guardian y Vice Magazine. Peter Madsen está acusado de asesinato a la espera de su juicio.

[AP News, Reuters]