Foto: Brett Seymour, EUA/WHOI/ARGO

El naufragio de Anticitera sigue dando sorpresas desde que un grupo de pescadores de esponjas lo descubrió en 1900. El barco romano de 40 metros es el lugar donde ha aparecido el famoso mecanismo de Anticitera, una computadora de hace 2.100 años. El último hallazgo es nada menos que un esqueleto humano.

El hecho de encontrar restos humanos ha sido toda una sorpresa para los arqueólogos. Las corrientes marinas y la erosión del entorno hace que sea prácticamente imposible localizar huesos completos en un naufragio de hace tanto tiempo. La fortuna ha querido que el esqueleto del infortunado navegante quedara enterrado bajo metro y medio de arena y piezas rotas de arcilla.

Advertisement

Foto: Brett Seymour, EUA/WHOI/ARGO

No es la primera vez que se encuentran restos humanos en Anticitera, pero esta ocasión es especialmente importante por un detalle nuevo: el ADN. La expedición de Jacques Cousteau logró encontrar algunos huesos en 1976, pero el tratamiento para conservarlos arruinó cualquier posibilidad de reconstruir ADN a partir de ellos. Los tiempos cambian, y los actuales métodos permiten conservar el ADN en caso de que haya alguno.

El experto en ADN antiguo del Museo de Historia Natural de Dinamarca, Hannes Schroeder, extraerá el ADN en cuanto las autoridades griegas den el visto bueno. Sus resultados servirán para completar el genoma de los antiguos pobladores del mediterráneo. De momento la longitud del fémur indica que probablemente perteneció a un hombre de veintitantos años, pero es difícil determinar si perteneció a la tripulación, era uno de los pasajeros, o incluso un esclavo.

En cuanto al barco, sus restos siguen a 55 metros de profundidad frente a las costas de la isla de Anticitera. Su localización hace muy complejos los trabajos de los buzos, y esa es la razón por la que los descubrimientos llegan con cuentagotas a medida que se organizan nuevas expediciones. La carga de este navío mercante cargado de riquezas aún reposa intacta bajo el lecho marino. Quizá el famoso mecanismo de Anticitera sea solo el principio. [vía Nature]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.