En algún momento, los dinosaurios voladores con alas de membrana fueron evolucionando hacia los que mostraban alas recubiertas de plumas, los antecesores de las aves actuales. En el camino, parece que la naturaleza hizo varios bocetos. Un grupo de investigadores ha encontrado uno de ellos.

El nuevo dinosaurio se llama Yi Qi, y ha podido registrarse gracias a un fósil hallado en el este de China. Se trata de un pequeño animal de un tamaño similar al de una paloma. Lo sorprendente de sus restos es que la estructura de sus alas no concuerda con la de ningún otro dinosaurio volador conocido. De hecho, los paleontólogos ni siquiera están muy seguros de cómo volaba.

Advertisement

El Yi Qi estaba parcialmente cubierto de plumas, pero sus alas eran membranosas y más similares a las de un murciélago. Un largo hueso de 13 centímetros que sobresale de a muñeca del animal aún muestra restos de esta membrana, pero los investigadores no se ponen de acuerdo en cuánta superficie cubría. De hecho, una de las hipótesis es que el Yi Qi era un dinosaurio planeador.

Xu Xing, principal autor del estudio recién publicado en Nature y profesor en el Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de Pekín, explica que el Yi Qi es una especie de eslabón perdido en lo que se refiere a dinosaurios voladores. Es dudoso que pudiera batir las alas con la suficiente fuerza. Lo más probable es que la mayor parte del tiempo solo planeara.

Advertisement

De hecho, puede que las membranas fueran parte de unas falsas alas decorativas utilizadas solo como parte del cortejo. “La tentación de asociar este tipo de membranas con el vuelo siempre es muy grande”. El equipo sigue explorando la zona en busca de nuevos restos que puedan aportar más claves sobre la nueva especie. Al fin y al cabo, los errores taxónomicos no son nada nuevo en el mundo de la paleontología [vía Nature]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)