Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han descubierto restos fósiles de una enorme colonia de organismos extremófilos que habitaron, sin luz ni oxígeno, a 150 metros de profundidad en la mina española de Las Cruces, cerca de Sevilla. El hallazgo puede aportar nuevas claves sobre la existencia de organismos similares en Marte u otros planetas.

Fernando Tornos, del Instituto de Astrobiología y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial explica que estos organismos formaban un auténtico bioreactor gigante bajo el subsuelo. "Se alimentaban de restos de materia orgánica simple, como metano y otros hidrocarburos, y, ante la ausencia de oxígeno atmosférico, respiraban gracias al sulfato presente en su entorno". Tornos y su equipo han hallado evidencias geológicas y geoquímicas de la existencia de esta colonia, y creen que todavía podrían existir ejemplares vivos en la actualidad.

La actividad de este ecosistema de microorganismos causa importantes cambios químicos en las rocas y podría incluso haber sido el responsable de los yacimientos de la zona. Los autores del estudio, que acaba de publicarse en la revista Nature Communications, autores creen que la biomasa subterránea de la Tierra podría ser mucho mayor de lo que se piensa, y que situaciones similares podrían estar sucediendo en Marte y en otros planetas. [Nature Communications vía CSIC]

Fotos: César Menor

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)