Foto: Colegio Imperial de Londres

Un equipo de investigadores del Colegio Imperial de Londres han creado un prototipo realmente inusual. Se trata de un culo robótico tan perfecto que su anatomía interna se siente exactamente igual que la de uno real. Los médicos que han probado el prototipo han mostrado tanto entusiasmo que el proyecto ya cuenta con financiación para crear una versión comercial.

Con la cantidad de extraños accesorios que inventa la industria de los juguetes eróticos y el auge de la realidad virtual es fácil caer en el chiste grueso, pero este prototipo no tiene la más mínima connotación sexual. Se trata de un equipo científico que ayudará a que las nuevas generaciones de médicos aprendan a realizar correctamente un examen mucho más difícil de lo que parece: el tacto rectal.

Advertisement

Advertisement

Si no sabes lo que es un tacto rectal, probablemente es porque aún no has cumplido los cuarenta. Esa es la edad a partir de la cual recomiendan a los hombres someterse a este examen médico que consiste en introducir el dedo por el ano del paciente para palpar la próstata a través de la pared del recto.

El tacto rectal es crucial para detectar patologías de la próstata que pueden resultar potencialmente letales como el cáncer, pero no es en absoluto un examen sencillo. La única forma que tiene el médico de aprender a interpretar correctamente lo que nota al palpar es la práctica, y ahí es donde entra en juego este prototipo.

Foto: Colegio Imperial de Londres

El recto artificial de este culo robótico está lleno de sensores de presión que evalúan lo que el estudiante de medicina está haciendo. La clave, no obstante, está en el guante que porta quien lo usa. Una serie de actuadores hápticos en su interior varían la presión que el futuro médico siente en el dedo para emular de manera perfecta lo que sentiría si estuviera palpando diferentes anatomías o detectando dolencias como un tumor.

Sponsored

El prototipo permite a los estudiantes practicar el tacto rectal sin el estrés que supone hacerlo sobre un paciente real (para ambas partes). Huelga decir que además enseña al futuro médico a diagnosticar correctamente dolencias. El día que te toque un examen de este tipo, agradecerás que la ciencia haya enseñado a tú médico dónde debe buscar. [Colegio Imperial de Londres vía Motherboard]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.