Rush Sturges and Ben Marr son dos locos del kayak que un día debieron ver el estrecho canal de desagüe de una montaña y pensaron ¿Por qué no? El resultado es un vídeo grabado con GoPro con un vertiginoso descenso ilegal y a tumba abierta por un hilillo de agua.

El canal de desagüe que Sturges y Marr han elegido está sorprendentemente limpio de maleza o piedras. Muy probablemente sea porque nuestros dos chiflados al menos han tenido el sentido común de revisar toda la bajada para no tener un accidente serio.

Incluso con eso, es una locura de bajada que podía haber terminado mal en más de un momento, como cuando tienen que agacharse para evitar un cable a la altura de la cabeza. Benditos locos. [vía YouTube]

Advertisement