El pasado 2 de abril tenía lugar la operación "Polar Growl" sobre el ártico, sobre la que bombarderos B-52 de largo alcance estadounidense y fuerzas aéreas de algunos países de Europa han realizado simulacros. Fue ahí donde Frank Crebas tomó esta foto, espectacular, con un F-16 holandés volando alineado sobre la espina de un B-52.

Al mismo tiempo, otro bombardero estadounidense sobrevolaba el Polo Norte era interceptado por varios CF-188 canadienses. Polar Growl tenía tres objetivos principales, evaluar la realización simultánea de dos operaciones aéreas, una para cada bombardero, utilizar fuerzas aliadas para simular intercepciones enemigas y por último darle a los equipos a bordo de los B-51 algo más de experiencia sobrevolando latitudes tan boreales.

Advertisement

Las fotos son obra de Frank Crebas y está tomada desde otro F-16 cercano. [via Foxtrot Alpha, The Aviationist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)