Imagen: prwheatley1 / flickr

Que los datos sean digitales no implica que estén a salvo del desgaste: los discos duros fallan y los discos compactos están empezando a deteriorarse. 25 años después de popularizarse como tecnología de almacenamiento, cada vez es más común que los CDs sufran de un mal llamado disc rot.

La causa principal de este problema es la corrosión de su capa reflectante. Un disco compacto estándar consta de una capa de policarbonato, una capa metálica reflectante y una capa de laca para prevenir la oxidación del metal. (En un reproductor de CDs, un láser incide sobre la capa de policarbonato y se refleja en la capa metálica para ser leído por el receptor). Cuando la laca protectora del CD no es lo suficientemente resistente, la capa metálica puede acabar oxidándose, y entonces los datos se vuelven ilegibles.

Advertisement

La cuestión es que —aunque el funcionamiento y la estructura de los CDs estén estandarizados— los procesos de fabricación y los químicos usados por los fabricantes pueden ser diferentes. Así, las diferentes marcas y los lotes específicos que salen de las fábricas pueden envejecer de maneras muy distintas. Hay discos más susceptibles que otros al disc rot, hay discos que duran 10 años y hay discos tienen una vida útil absurdamente larga.

Advertisement

Pero lo que estamos viendo con el paso del tiempo es que los CDs empiezan a fallar de manera significativa a partir de los 20 años (ojo, esa media incluye problemas que van más allá del disc rot, como las abrasiones físicas, el daño que produce la luz ultravioleta o que se despegue la etiqueta).

Una de las investigaciones más científicas que tenemos sobre el tema la realizó la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos en 2009. Según este estudio, algunos de los discos de su enorme colección durarán más de 600 años (hasta el siglo XXVIII), mientras que otros fallarán en 25 años o antes. Otras investigaciones coinciden en esa vida útil: entre los 20 y los 25 años.

Advertisement

Esa cifra explica por qué cada vez vemos más artículos sobre el disc rot y el desgaste de los CDs en general: el formato Compact Disc se dio a conocer en 1982 y se popularizó en la década de los 90, hace 20-25 años. Ahora es cuando empiezan a fallar en masa. La buena noticia es que, aunque tus discos no sean de la mejor calidad, su vida útil puede multiplicarse por 25 si los almacenas bien protegidos, a 5 ºC y con un 30% de humedad relativa. o siempre puedes hacer una copia de su contenido en la nube.

[cdm.link vía mixx.io]