En mi lista de caprichos en los que dilapidar el dinero, no se puede decir que un globo terráqueo ocupara las primeras posiciones. De hecho, hasta hace un rato, ni siquiera estaba en esa lista. La culpa de su inclusión la tiene este fascinante vídeo sobre una de las pocas compañías del mundo que fabrica estos artefactos de manera completamente artesanal.

La compañía nació casi por accidente. Todo comenzó cuando el británico Peter Bellerby salió a buscar un globo terráqueo para regalar a su padre en su 80 cumpleaños. No encontró ninguno que le gustara, así que tuvo la idea de hacer uno él mismo. “Al fin y al cabo, no podía ser tan difícil ¿no?” bromea Bellerby.

Este metódico artesano descubrió que fabricar un globo terráqueo a mano es una tarea extremadamente difícil. Confeccionar una esfera de resina no es el problema. El problema es pegar las diferentes secciones del mapa sobre ella. Solo en dominar esa técnica tardó más de un año y tuvo que tirar a la basura unos 100 globos fallidos. El resultado del esfuerzo es una pequeña compañía llamada Bellerby & Co. Globemakers que se dedica a la fabricación de globos terráqueos a mano. La única parte en la que interviene un ordenador es a la hora de imprimir las secciones de los mapas actualizados que irán pegadas sobre la esfera. Incluso con esa intervención digital, el acabado de estas obras de arte es sencillamente grandioso.

Advertisement

Por si os lo estabais preguntando, el resultado de todo ese proceso artesanal no es en absoluto barato. Uno de los modelos más sencillos ya cuesta 1.200 libras (1.636 euros o 1.849 dólares). El susto ha hecho que el globo terráqueo de Bellerby & Co. Globemakers se caiga de mi lista de caprichos tan rápido como llegó, pero eso no quita que reconozca un trabajo admirable. El vídeo es un auténtico festín para los sentidos. [Bellerby & Co. Globemakers vía My Modern Met]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)