Dicen que tan importante como elegir bien qué película vas a ver es elegir con quién vas a verla. Nosotros hemos ido a ver Marte (The Martian) con un grupo de astrobiólogos. La opinión tras la proyección ha sido unánime: Tienes que ir a ver esta película.

Esta es una review completamente libre de spoilers. Puedes leer tranquilo.

El libro Vs la película

The Martian es una película de Ridley Scott basada en la novela homónima de Andy Weir, que es una pequeña joya de la ciencia ficción contada con un desparpajo y una sencillez narrativa maravillosos. La tarea de la adaptación corre a cargo de Drew Goddard, que es un tipo que sabe muy bien lo que se hace. Goddard ha sido guionista de Buffy Cazavampiros, guionista y productor de series como Alias o Lost, y director de la extraordinaria Cabin in the woods. En suma:

  • Si ya has leído el libro: Ve a ver The Martian. Sabrás lo que va a pasar (¡Duh!) pero el tono y la adaptación son perfectos. Conseguirá emocionarte tanto como el libro.
  • Si no has leído el libro: Merece la pena que vayas a ver The Martian antes de leer el libro, como aperitivo. La razón es que en la obra de Weir encontrarás un montón de detalles técnicos mucho mejor explicados y detallados que en el film. También leerás pasajes que se han eliminado de la película por una simple cuestión de duración. Por último, la manera de contar la historia que tiene Mark Watney es demasiado divertida y amena como para perdérsela.

En The Martian, Goddard logra algo muy difícil, que es hacer un buen guión con la historia de un tipo que se queda solo en Marte. Para ello ha recurrido a algunos cambios muy inteligentes, como hacer que el diario del protagonista sea de vídeo en vez de escrito. El resto se narra con un uso muy acertado de la voz en off.

Ritmo

Goddard y Scott también logran tejer un perfecto tejido de referencias que une lo que sucede en la Tierra y lo que pasa en el planeta rojo. En apenas dos minutos, la película te atrapa y te sube a un tren de ritmo constante que no decae en ningún momento. The Martian no es una película trepidante en el sentido que lo es Gravity, pero mantiene una dosis de tensión continua tan bien como en el libro. Sencillamente, te pasas dos horas pensando “¡Oh Dios! Este pobre tipo va a palmar”.

The Martian Vs Gravity Vs Interstellar

Si Gravity fue la mejor película de ciencia-ficción de 2013, e Interstellar, la mejor de 2014, The Martian es sin duda la mejor de este año. En muchos sentidos, el nuevo film de Scott es incluso mejor que los de Cuarón y Nolan. ¿La razón? The Martian es una obra coral y no es nada pretenciosa.

Advertisement

En Gravity, la protagonista absoluta es Sandra Bullock. ¡Pobre Sandra! ¡Qué cosas le pasan! Mi problema es qué, aunque no me meto con el trabajo interpretativo de Bullock, fui incapaz de simpatizar con su personaje.

En The Martian, en lugar de una astronauta llorona que se pasa toda la película pidiendo ayuda tenemos a Mark Watney, un científico mordaz y hasta un poco tocapelotas en ocasiones pero buen chico.

Antes de ver el tráiler dudaba de la elección de Matt Damon, pero el eterno suplente de los papeles que no quiere Leonardo DiCaprio es aquí sólido como una roca marciana. Watney no es un héroe, solo es un tipo que se ha metido en un lío monumental y no está dispuesto a dejarse morir. Esa resiliencia y su peculiar sentido del humor hace que simpatices con su causa desde el minuto uno.

Una película sobre y para entusiastas del espacio

Pero decíamos que The Martian es mejor porque es una obra coral. Aunque el protagonista es el astronauta Mark Watney, el film se las arregla para ser un homenaje maravilloso a los que no se suben en la nave pero hacen posible el viaje.

Advertisement

Marte es un guiño a los astrofísicos, a los ingenieros, a los que gestionan proyectos y a los científicos que pasan noches en vela haciendo cálculos y más cálculos. Si te consideras un entusiasta del espacio o alguna vez te has emocionado con un lanzamiento espacial, si de pequeño alucinabas con McGyver o eras fan de Q en vez de James Bond, esta película es para ti.

En cuanto a lo de no tan pretenciosa como Interstellar, The Martian no pretende contarte una milonga cuántica sobre la fuerza del amor a través del tiempo. La historia tiene momentos muy épicos, pero no hay héroes ni villanos. Solo mala suerte, un entorno condenadamente difícil y personas que trabajan con todo lo que tienen para sobrevivir y volver a casa.

La opinión de los especialistas

Pero ¡Alto! ¡Un Momento! Decíamos al principio que hemos ido al cine con un grupo de científicos del Centro de Astrobiología (CAB). Esta gente trabaja para la NASA y sabe lo que se dice cuando se trata de opinar sobre cultivo de patatas en Marte o tormentas de arena. ¿Necesitas datos para discutir con tus amigos cuando salgas de ver The Martian? Aquí tienes algunos cortesía de Victor Parro García, Jefe del Departamento de Evolución Molecular del CAB y sus colegas:

Spoilers leves a continuación

  • La tormenta de arena que aparece al comienzo del film no es realista. En Marte, sondas como las Mariner han detectado tormentas masivas con vientos de más de 100 Km/h. El problema es que la atmósfera es tan tenue que esos vientos no tendrían la misma fuerza que se muestra en el film o la que tendrían en la Tierra.
  • Lo de plantar patatas en suelo marciano es muy dudoso que salga bien por mucho que las mezclemos con bacterias y materia orgánica. Es probable que el suelo marciano tenga tantos metales pesados y sea tan oxidante que la planta enraíce y crezca, pero tan débil que no de patatas.
  • Los trajes de la película no son del todo realistas en el sentido de que no parece que protejan mucho de la radiación. En este asunto hubo un cierto debate entre nuestros científicos. Según datos de Curiosity, los astronautas podrían estar hasta seis meses bajo esos niveles de radiación. Otros creen que incluso más tiempo.
  • Hay un momento de la película en la que alguien tiene la idea magnífica de usar la órbita de la Tierra con el fin de acelerar una nave. En el film lo presentan como si fuera el descubrimiento del siglo. En realidad, las agencias espaciales llevan años usando ese truco para acelerar sus sondas.
  • El hecho de que la NASA haya confirmado la presencia de agua líquida en Marte no cambia nada la historia de The Martian. El agua no es un problema en ningún momento de la película porque el equipamiento de la NASA la recicla y la genera mediante procesos químicos. No haría falta irse a recogerla al campo marciano.
  • Sí, es factible que la pathfinder pueda volver a funcionar si alguien la limpia un poco y cambia la batería.
  • Maniobrar en el espacio es mucho más difícil de lo que sugieren en la película. Algunas de las acrobacias que se muestran son poco menos que imposibles.
  • Es posible que el vehículo que utiliza la tripulación de las misiones Ares para volver a la Hermes necesite de bastante más combustible de lo que se intuye en la película dada la fina atmósfera marciana.

Sí, amigos, The Martian tiene un montón de pequeños “fallos” técnicos. De hecho creí que nuestros científicos del CAB se mostrarían más belicosos con esos errores. No lo hicieron, y la razón es que The Martian es solo una película, y la disfrutaron como enanos. Emmet Fletcher estuvo con nosotros en la proyección. Fletcher es portavoz de la Agencia Espacial Europea en España, y su opinión sobre The Martian lo clava: “Es una película y como tal, es muy imaginativa, pero eso no es malo. La exploración espacial consiste en buscar soluciones a problemas y, si no pudiéramos imaginarlo, nunca podríamos hacerlo”

Efectivamente. Aparcad esas vestiduras de expertos científicos que habíais traído para poderlas rasgar, y disfrutad de la mejor producción de ciencia-ficción del año. Hacia mucho tiempo que una película no me reconciliaba con el mundo. The Martian logra que salgas del cine pensando que la gente, en el fondo no es tan mala, y que al final todos vivimos en el mismo diminuto, frágil y hermoso punto azul pálido.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)