El parque eólico marino más grande del mundo, a 12 km de la costa de Kent y Essex. Imagen: London Array

El mal tiempo no siempre es una mala noticia. Este miércoles hacía tanto viento en Reino Unido que las turbinas eólicas de alta mar generaron el 10% de la demanda energética de todo el país. Es más, durante cinco horas —el periodo más largo jamás registrado— el precio de la energía fue negativo.

No es casualidad. Inglaterra alberga el mayor parque eólico marino del planeta: el London Array, a 12 kilómetros de la costa de Kent y Essex. Gracias al viento, el precio de la energía alcanzó un mínimo de -19,25 libras por MWh (-$24.95/MWh) y se mantuvo en negativo durante un tiempo récord, pero no fue el único récord que se batió ese día. El mismo miércoles, y por primera vez en la historia, las fuentes renovables suministraron más de la mitad de la demanda de electricidad del país (un 50,7%).

Advertisement

El buen hacer en materia de energía eólica es algo que caracteriza a todo el continente europeo. El martes de esta semana, cerca del 2% del suministro de electricidad de Europa provino del viento en los parques eólicos de alta mar. Por supuesto, el viento no es una fuente estable, pero combinada con la energía solar y la hidroeléctrica puede cambiar mucho las cosas.

[Argus Media, BBC vía Motherboard]