Baywatch. Paramount

Se estrenaban en un mismo fin de semana dos joyas del celuloide. Por un lado la quinta película de Piratas del Caribe. Por el otro, la largamente esperada Baywatch, una comedia (de acción) basada en la serie de David Hasselhoff. ¿El resultado? La peor taquilla en 20 años. ¿La culpa? De Rotten Tomatoes.

O eso es al menos lo que dan a entender los estudios de Hollywood, quienes en vez de culpar a los guionistas, los actores o ellos mismos como productores, dicen que no, que la culpa es de la crítica online centrada en la famosa página web.

Los estudios critican que desde la página, independientemente de los matices de las críticas, acaban influenciando a los espectadores contra aquellas películas que todavía no se han estrenado. Según explican en DeadLine:

Personas del equipo de ambas producciones culpan a Rotten Tomatoes de que Piratas 5 y Baywatch tengan respectivamente un 32% y 19% en la web. Ellos explican que la página está afectando al negocio del cine. Dicen que este tipo de películas no se construyeron para los críticos, sino más bien para el público en general, y una vez más los films (una aventura familiar y una comedia) tuvieron que pasar por la crítica. Mucha gente de la industria cuestiona severamente cómo Rotten Tomatoes calcula sus calificaciones.

Al parecer y siempre según la versión de Hollywood, para Piratas del Caribe habían estimado recaudar entre 90 y 100 millones de dólares durante el fin de semana del Memorial Day en Estados Unidos. En el caso de Baywatch, estimaban 50 millones de dólares en 5 días. Ambas proyecciones se redujeron después de que las puntuaciones de Rotten Tomatoes fueran publicadas. Piratas obtuvo 77 millones y Baywatch 23 millones de dólares.

Advertisement

Advertisement

Es posible, quizás, que Hollywood no se haya fijado en un pequeño detalle. Por mucho que la crítica sea más o menos acertada, los que al final deciden son los espectadores. La primera película de Piratas del Caribe estaba muy bien, pero quizás a la gente le cuesta salir de casa y pagar una entrada para ver una quinta parte de las aventuras de Johnny Depp con peluca.

Lo de Baywatch es otro cantar. No tengo argumentos y sigo sin entender cómo no ha triunfado el salto a la gran pantalla de las aventuras de Mitch Buchannon. Por el amor de dios, eras socorristas y playas.

La culpa, evidentemente, es de Rotten Tomatoes. [Deadline, Quartz]