Era una de las sorpresas esperadas para hoy, pero Apple ha optado por un primer movimiento más conservador. En lugar de saltar de lleno para dejar a cualquier manejar objetos conectados del hogar mediante el iPhone, Apple ha presentado una nueva plataforma de aplicaciones llamada HomeKit. Su objetivo: intentar que todos nuestros cacharros inteligentes en el hogar hablen el mismo idioma.

La visión de Apple es que en un futuro podamos controlar las luces de la casa, las cámaras de seguridad, la temperatura, los electrodomésticos... con nuestro iPhone y hablándole a Siri. Pero el problema ahora es que todos los equipos conectados del hogar (desde bombillas hasta altavoces inalámbricos, pasando por termostatos), utilizan cada uno sus aplicaciones propietarias que no se hablan entre sí. Manejar el hogar de esa manera es una pesadilla. Para resolverlo, HomeKit pretende crear una única plataforma de desarrollo de apps desde las que unificar el software y el control de los aparatos.

La esperanza de Apple es que los fabricantes de esos objetos conectados y los desarrolladores utilicen la API común de HomeKit para, al final, controlar todos los aparatos de una forma centralizada y sencilla, por voz y desde el iPhone.

Advertisement

Imagina decirle al móvil "a dormir" y que todo en tu casa, luces, tele, ordenador... se desconecte al instante. Esa es la idea. Como muchas cosas en tecnología, tendrá que esperar. De aquí a que haya suficientes objetos conectados en el hogar, desarrolladores trabajando con HomeKit y usuarios comprando y utilizando todo eso, pueden pasar dos, tres y muchos más años. Google, mientras, tendrá bastante que decir. Por algo se empieza.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)