HP anuncia una línea de "miniservidores" de bajo consumo, con componentes del tamaño de un libro y que podrán se fácilmente intercambiables. Ocuparán un 80% menos de espacio que los servidores tradicionales.