Huawei, sorprendentemente, no ha presentado grandes smartphones en su conferencia inaugural de este Mobile World Congress. Ha presentado solo wearables. ¿El más interesante? Un reloj Android Wear enorme, pero con un par de ideas que no están mal.

El dispositivo, bautizado simplemente como Huawei Watch, es similar al LG G Watch R. Su pantalla ocupa toda la esfera del reloj, así que no hay que lidiar con antiestéticas bandas negras. La pantalla del reloj, una AMOLED de 1,4 pulgadas de diámetro, está recubierta de cristal de zafiro (un material muy habitual en relojería, aunque aún no lo hayan podido adaptar a móviles). Además, tiene unos muy respetables 286 píxeles por pulgada. Honestamente, no he sido capaz de diferenciar la pantalla de la del LG Watch Urbane. Ambas se ven estupendamente.

El reloj de Huawei, por cierto, también incluye un lector del ritmo cardíaco, así que podréis seguir vuestros latidos sin problema. El reloj estará disponible en tres colores, plateado, negro y dorado, y sus correas estándar de 18mm garantizan que podamos cambiarlas por las que más nos gusten de cualquier fabricante. Las que ha enseñado Huawei ya logran sacarle mucho atractivo al smartwatch.

La cosa es que, tras probarlo, no encuentro nada que lo diferencia del LG Watch Urbane. Es igual de grueso (demasiado para mi gusto) y, salvo por el logotipo y la pantalla de zafiro, no veo nada que no hayáis leído ya en ese análisis.

Advertisement

A nivel de software, no hay mucha diferencia con el resto de Android Wear. El sistema de Google para relojes aún tiene errores y no muchas aplicaciones, pero mejora rápido en ambos aspectos. Lo único que Huawei ha añadido es una aplicación propia para medir la actividad. Aún no se sabe su precio, que es lo que podría hacer de este reloj algo más interesante. Saldrá a la venta en junio.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)