(Actualizado: Ikea ha dado marcha atrás, aunque aún no del todo). Los muebles de Ikea no solo son razonablemente baratos, sino que también hacen una estupenda materia prima para los aficionados al bricolaje. Ikea Hackers es una de las páginas más importantes dedicada a reinventar estanterias Lack o cómodas Vardö. Ahora, la web se ve amenazada con el cierre debido a una reclamación legal por parte del fabricante sueco, y lo peor es que no es el única.

La razón de la reclamación es que Ikea Hackers hace uso de la palabra Ikea en su nombre. Hace seis meses, los representantes legales del fabricante enviaron una carta a la fundadora de Ikea Hackers, Jules Yap, para intentar obligarla a que cambiara de nombre y les cediera el dominio ikeahackers.net.

Advertisement

Después de una tensa negociación, Yap ha logrado retener la propiedad del dominio, pero Ikea le ha obligado a eliminar toda la publicidad de su página, lo que pone un serio obstáculo a la continuidad de una web que llevaba ocho años en activo. Para evitar un cierre casi seguro, Jules Yap ha anunciado en un post que finalmente opta por cambiar de nombre y dominio.

Más denuncias y cambios de nombre

Mueble Expedit, convertido en Mueble-bar (Foto: Ikea Hackers)

El caso de Ikea Hackers no es aislado. Algún lumbreras en Ikea Systems B.V. parece haber decidido comenzar una cruzada legal contra todos los sites que llevan el nombre de la marca en su dominio. En España, el blog de entusiastas del bricolaje con productos Ikea Ikeando también ha recibido la correspondiente amenaza legal y se ha visto obligado a cambiar su dominio a La tienda sueca.

Advertisement

En este caso, la amenaza ha llegado mediante una demanda interpuesta por Ikea Systems B.V. en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Otras páginas muy populares como Piratas de Ikea han decidido adelantarse a una previsible carta de Cease & Desist y se han renombrado, en el caso de Piratas de Ikea, como Mi Llave Allen.

El responsable de Ikeando, Fernando Gómez, puntualiza en su web que la campaña proviene de la central de Ikea, y que hasta la delegación española de la marca ha expresado su malestar con la medida y su apoyo a estas páginas. Lamentablemente, la política legal la deciden a nivel global, y las delegaciones nacionales no pueden hacer nada a este respecto.

Mesa de Ikea rediseñada con Lego. [vía Ikea Hackers]

Resulta absolutamente inaudita la cortedad de miras de la persona o equipo legal que ha tomado esta decisión. Parece que lo que más molesta a los abogados de la compañía es que las webs de modificaciones de sus muebles reciban ingresos por publicidad.

Lo absurdo del asunto es que páginas como Ikea Hackers o Piratas de Ikea sirven para enviar más tráfico a la tienda online del fabricante. Incluso nos atreveríamos a asegurar que más de una persona se ha decidido a comprar un determinado mueble después de ver en qué podía convertirlo con un poco de imaginación. Como el propio Fernando Gómez apunta: "en lugar de sentir que les llevamos tráfico y abrazamos su marca, sientan que se lo robamos y usurpamos su marca."

¿Os imagináis que Google decidiera cerrar todas las páginas de desarrolladores y programadores de Roms que incluyen la palabra "Android" en su dominio? La decisión no puede ser más patética, y resulta aún más extraña en una compañía que siempre se ha esforzado por mantener una imagen amistosa para con sus consumidores. [vía Ikea Hackers y Piratas de Ikea]

Foto de Portada: Piratas de Ikea

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)