Ikea resucita la mesa que cambió su historia para siempre

Ikea vuelve a poner a la venta la mesa Lövet (hoja). El mueble es una interesante pieza desde el punto de vista de diseño, porque fue precisamente el que sirvió de inspiración para transformar al fabricante sueco en el gigante de la decoración que es hoy.

Ikea nació en 1943 como un fabricante de muebles baratos para las familias suecas de postguerra. Durante más de una década, fue una compañía pequeña hasta que, en 1956, ocurrió algo que lo cambió todo. El diseñador Gillis Lundgren (cuarto empleado de la compañía) estaba intentando meter una mesa Lövet en su automóvil para llevarla a una sesión fotográfica, pero el mueble no cabía pese a las vueltas y más vueltas que el diseñador le dio. Desesperado, Lundgren optó por serrar las patas de la mesa con la idea de volver a ensamblarlas al llegar al estudio.

Al fundador de Ikea, Ingvar Kamprad, le encantó aquella idea, y contrató a tres nuevos diseñadores con el único fin de diseñar muebles que fueran fáciles de montar y transportar. La revolución del embalaje plano y el hágalo usted mismo acababa de empezar. La mesa es, desde entonces, una de las piezas centrales del museo de diseño Ikea en Almhult. El mueble regresa en agosto al catálogo de la compañía con el nombre de Lövbacken (la hoja regresa, en sueco) y un precio de 60 dólares. [The Independent, vía Curbed]

Ikea resucita la mesa que cambió su historia para siempre