Médicos del hospital de la Universidad de Pekín acaban de implantar con éxito la primera vértebra impresa en 3D. El sustituto del hueso es una pieza de titanio impresa a partir de polvo de este metal. La operación ha sido un éxito y permitirá al paciente, un niño de 12 años, recuperarse de un tumor óseo que afectaba a la tercera vértebra de su cuello.

No es la primera vez que los médicos logran implantar con éxito un reemplazo óseo impreso en 3D. En 2011, cirujanos belgas lograron reemplazar la mandíbula inferior de una mujer por una pieza de titanio. El año pasado, médicos de la Clinica Mayo, en Estados Unidos, cambiaron un hueso de la cadera con una versión impresa en 3D, y también se ha llegado a reemplazar parte del cráneo. No obstante, sí que es la primera vez que se aplica este tipo de procedimiento en una prótesis destinada a reparar lesiones en una zona tan delicada como es la columna vertebral.

El aspecto poroso del titanio se debe a que el equipo del Dr. Liu Zhongjun ha diseñado la pieza para que el tejido óseo del joven paciente pueda crecer sobre el metal y adaptarse con el paso del tiempo. Hasta ahora, este tipo de lesiones se solucionaban mediante tubos de titanio. La vértebra en 3D es mucho más estable y resistente. El procedimiento abre la puerta aún más al uso de la impresión 3D en todo tipo de tratamientos médicos. [CNTV vía Business Insider]

Foto: Luisma Tapia/ Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)