El británico Andrew Slorance cree que la silla de ruedas que usas te define inevitablemente ante el mundo. Después de vivir muchos años con una silla tradicional, desde los 14, decidió crear la suya. Y fue así como nació Carbon Black, una espectacular silla de ruedas de fibra de carbono diseñada para personas activas, autosuficientes y con amor por el diseño como él.

Ingenieros de la Fórmula 1 diseñaron inicialmente la silla, que está hecha casi en su totalidad de fibra de carbono. La primera unidad se finalizó en 2012 y desde entonces Slorance ha ido creciendo el negocio hasta vender fuera de Reino Unido a nivel internacional. Su peso de transferencia es de 3,5 kg y su peso total es de solo 8,5 kg. Tiene una tecnología que absorbe golpes para evitar trayectos turbulentos y su asiento está fabricado con material repelente al polvo y la lluvia.

Carbon Black usa engranajes sin aceite en sus ruedas. Esto alarga su vida útil y, además, previene que el usuario se manche. También cuenta con luces LED en el soporte para los pies que iluminan el camino por las noches.

Como puedes ver en el vídeo arriba, el diseño de Carbon Black está pensado partiendo de una estructura modular. Esto quiere decir que sus partes se arman y desarman como Legos para comodidad del usuario y/o su acompañante. Esto la convierte también en una silla ligera y fácil de transportar. Aunque no barata: cuesta desde 3.000 euros/ 4.000 dólares. Debajo puedes ver fotos adicionales de esta silla de ruedas reinventada, o una galería completa en su sitio web aquí. [Carbon Black vía Design Boom]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)