El pasado mes de mayo, el ingeniero del Laboratorio de Propulsión de la NASA Mark Rober inventó un método para rodar vídeo con la técnica de tiempo-bala con tan solo un par de flash, un ventilador y una GoPro. Ahora, Mark ha refinado su técnica con la incorporación de una cámara de alta velocidad Phantom. Estos son los resultados.

El proceso no es tan sencillo como cambiar la GoPro por la Phantom, porque esta última es mucho más grande y pesada, así que Rober pidió ayuda a su colega Destin, de la NASA en el JPL. El resultado es un mecanismo giratorio compuesto por un motor de ciclomotor y dos espejos montados sobre brazos articulados.

Advertisement

Resulta que los espejos no reflejaban la suficiente luz, así que ambos ingenieros acabaron cambiándolos por láminas reflectantes de acrílico que solo pierden un 4% de luminosidad. La distancia de la cámara también era un problema. Tuvieron que probar con diferentes objetivos hasta quedarse con uno de 50 milímetros que captaba también la suficiente luz.

El vídeo está rodado a 2.700 fotogramas por segundo, pero el escaso campo de visión de esta configuración obliga a cortar y reescalar hasta 720p, lo que ha causado una degradación de calidad en el vídeo apreciable a simple vista. Mark y Destin han anunciado que van a continuar afinando el prototipo en lo que ya parece todo un hobbie. Cuando tengan una nueva versión mejorada nos obsequiarán con un nuevo vídeo. [Mark Rober en YouTube]

****

Si no quieres perderte nada sobre tecnología, ciencia, fotografía, diseño o videojuegos, puedes seguir la cuenta de Gizmodo en Español en Twitter, Facebook o Google+