Por fin vamos a saber si es viable imprimir en 3D en el espacio. El comandante Barry Wilmore (en la imagen) fue el encargado ayer de instalar en la Estación Espacial Internacional (ISS) la primera impresora 3D que funcionará en el espacio. El objetivo es llevar a cabo varios experimentos para probar que es viable crear con este sistema componentes en gravedad cero.

De funcionar, sería un gran paso hacia el auto-abastecimiento de la ISS. En lugar de tener que transportar materiales de repuesto constantemente desde la Tierra en caso de avería de equipamiento, por ejemplo, sería posible imprimirlos directamente en el espacio. Y ese solo sería el primer paso. En unos años estas máquinas podrían fabricar hasta alimentos, un proyecto en el que la NASA lleva tiempo trabajando.

Advertisement

La impresora 3D instalada en el espacio se llama Zero-G Printer (debajo) y es la creación de la compañía Made in Space. Es más o menos del tamaño de un pequeño microondas:

Los primeros experimentos consistirán en crear pequeños objetos y componentes en esta impresora para ver si son exactamente iguales a los fabricados en la Tierra. La impresora utiliza una especie de plástico a baja temperatura para crear los objetos, pero está por ver si su resistencia y forma es la ideal. Los componentes creados con la impresora en la ISS se enviarán a la Tierra para su comparación con los creados en situación de gravedad normal. Es el primer paso de una posible nueva era de fabricación en el espacio. [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+