Hay bromistas que se toman muy en serio sus chanzas. Recientemente conocimos el caso de un individuo que se dedicó a retozar desnudo frente a una cámara trampa para animales. Ahora se trata de una pareja la que ha visitado otra de estas cámaras vestidos de gorila, de bigfoot y de Santa Claus.

Ocurría en Gardner, un pequeño pueblo de 20.000 habitantes en Kansas. La policía de la localidad decidió instalar una cámara trampa en los bosques cercanos para confirmar las declaraciones de varios vecinos que aseguraban haber visto un puma merodeando en un parque natural cercano.

Advertisement

Advertisement

Tras varias noches funcionando, la cámara no captó ningún puma. Tan solo una mofeta, un mapache, un coyote... y un montón de humanos disfrazados. Los principales protagonistas son un hombre y una mujer, vestidos de gorila. Los agentes han colgado las imágenes en la página del departamento en Facebook, aunque aún no se ha identificado a los bromistas. De hecho es probable que haya más personas implicadas, porque ante las cámaras también ha aparecido alguien vestido de militar con una máscara antigás, de Santa Claus, de algo que simula ser el bigfoot y de persona mayor con un andador.

Desde el departamento de policía tampoco han mencionado que vayan a hacer ningún arresto o investigación al respecto. Tan solo admiran la dedicación que hay que tener para hacerse con todos esos disfraces y pasar tres noches a la intemperie en pleno noviembre para hacer el idiota delante de una cámara trampa. El mundo de las filmaciones para animales tiene al menos dos nuevas estrellas. [Gardner Police Department vía Motherboard]