Desde hace años la empresa trata de llevar sus chips Atom a los teléfonos móviles para competir con ARM. Uno de los primeros smartphones se lanzará en África. 

Concretamente será en Kenia, donde la operadora Safaricom lanzará un teléfono creado en colaboración con Intel y bautizado como Yolo. Es un móvil de 3,5 pulgadas de pantalla y cámara de cinco megapíxeles con soporte HSPA+. 

Advertisement

El teléfono funciona con Android, el único sistema operativo compatible por ahora con estos nuevos procesadores, y usa la versión Ice Cream Sandwich (4.0). Es el primero creado a partir del prototipo Intel Smartphone Reference Design que la compañía presentó en el pasado CES de Las Vegas.

Lo más interesante es el precio. Intel ha conseguido llegar a la gama baja con un móvil capaz de grabar vídeo en 1080p y tomar hasta siete fotografías en modo ráfaga. Costará el equivalente a 125 dólares o 100 euros. El móvil tendrá también sintonizador de radio FM, una característica que en Kenia aún se considera importante integrar en el teléfono. [The Next Web]