Crean un sistema que mejora la precisión del GPS hasta en un 90%

Localizar la posición exacta de un coche en un perímetro de solo 2 metros. Esto es lo que han conseguido un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid. Mediante un prototipo que combina la lecturas del GPS tradicional con las de diferentes sensores adicionales (acelerómetros y giroscopios) han logrado aumentar la precisión hasta en un 90%. El sistema podría aplicarse a los navegadores GPS del coche, pero también en un futuro a los smartphones.

Según David Martín, uno de los investigadores del proyecto, "hemos conseguido mejorar entre un 50% y un 90% la ubicación que ofrece el sistema de la posición de un coche, dependiendo del nivel de degradación de la señal en el receptor GPS".

Hoy en día, el margen de error en los navegadores de un coche en zonas abiertas puede llegar hasta los 15 metros, y en zonas urbanas hasta los 50, debido a las interferencias de edificios, árboles y otros objetos. Este nuevo prototipo podría reducir el error hasta solo dos metros.

El sistema desarrollador por los investigadores mezcla los datos del GPS tradicional con los datos de la velocidad y la dirección del coche aportados por seis sensores (tres acelerómetros y tres giroscopios). El resultado es una ubicación mucho más precisa, que podría aplicarse no solo a los futuros coches autónomos, también a smartphones y tabletas.

Según Enrique Martí, otro de los investigadores, "estamos empezando a trabajar en integrar este sistema dentro de un móvil, de forma que pueda combinar todas las lecturas que obtienen sus sensores y obtener un resultado parecido al que hemos logrado en coches". [UC3M]