Apple extenderá la vida de algunos de sus dispositivos más “viejos” con la próxima versión de su sistema operativo móvil, iOS 9. Eso incluye al iPhone 4S y a la primera generación del iPad Mini, que actualmente tienen problemas de rendimiento con iOS 8.

Según reporta Mark Gurman de 9to5Mac, quien es famoso por acertar sus predicciones y filtraciones relacionadas al mundo de Apple, la compañía de la manzana blanca se dedicará a optimizar su nueva versión de iOS, que conoceremos en el mes de junio cuando se lleve a cabo la WWDC 2015, para que funcione a la perfección en dispositivos que, normalmente, ya no serían actualizados.

Advertisement

La solución de Apple se encuentra en desarrollar versiones de iOS 9 con algunos cambios que le permitan funcionar mejor en los dispositivos más antiguos, tales como menos animaciones y en general una versión más reducida de la plataforma, que le permita funcionar mejor al dispositivo una vez actualizado.

Cuando el iPhone 4S actualizó a iOS 8 trajo consigo una serie de funciones que eran inútiles en este dispositivo, relacionadas a Touch ID, AirDrop y otras, por lo que todo este “peso” en el sistema operativo no hacía más que estorbar en el dispositivo, y reducir su rendimiento. La idea de Apple es que esto no vuelva a ocurrir y, por tanto, lograr que los dispositivos más antiguos tengan un año más de vida útil con el mejor rendimiento posible. [vía 9to5Mac]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)