(Corrección 30/12/2013: La noticia ha resultado ser infundada. No, Iron Maiden no utiliza las redes de piratería para programar conciertos. Lo explicamos aquí. Debajo el artículo original publicado). Mientras unos artistas se quejan de la piratería, de las redes sociales y de los nuevos servicios musicales en streaming, otros sacan provecho de este nuevo mundo con mucho ingenio. Es el caso de Iron Maiden. La mítica banda británica sigue de cerca los pasos de los usuarios que piratean su música y luego va a buscarlos... para tocar en directo.

Iron Maiden comenzó a monitorizar todo el tráfico relativo a la banda en internet con la ayuda de una empresa de minería de datos llamada MusicMetric. Con ayuda de esta compañía, los Maiden han monitorizado desde foros de música en los que se habla de la banda, hasta conversaciones en redes sociales, y tráfico de MP3 y vídeos en redes Torrent.

Advertisement

Analizando todos estos datos, la banda descubrió que su música (pirateada) y la presencia del grupo en redes sociales estaba experimentando un auge muy fuerte en países como México, Brasil, Colombia, Chile o Venezuela.

En lugar de patalear por los discos copiados y llamar a sus abogados, la banda incrementó su presencia en las redes sociales de esos países, y organizó giras de conciertos para aprovechar el tirón. Sólo en Sao Paulo, donde se ha rodado el reciente Documental Flight 666 sobre la banda, Iron Maiden ha recaudado dos millones y medio de dólares en entradas y merchandising. Entre 2012 y 2013, la banda ha incrementado su base de seguidores en internet en cinco nuevos millones de fans, la mayor parte provenientes de Latinoamérica.

No es la primera vez que la piratería lleva a nuevos modelos de negocio. Netflix ya se fija en cómo se mueven las redes Torrent para programar sus shows. Lo que parece claro es que llorar y tratar de parar la lluvia a base de demandas no es la decisión más inteligente. [CiteWorld]

Foto: AP