Star Wars: The Force Awakens estuvo llena de momentos impactantes y llenos de emoción, pero ninguno más que esa escena que definió para siempre a dos de los personajes principales de la película: Kylo Ren y Han Solo. Mucho se ha dicho de esta escena y existen teorías que tratan de explicarla, pero J.J. Abrams ahora quiere sacarnos de dudas.

Aviso: si no has visto The Force Awakens te encontrarás spoilers a continuación. Lee bajo tu propio riesgo.

Los que vimos la película quedamos marcados por esa escena y en las salas de cine abundaron las lágrimas. Kylo Ren cometía el crimen definitivo contra su familia al asesinar a su padre, y se convertía en un villano mucho más despiadado de lo que nunca fue.

Advertisement

Advertisement

No obstante desde el estreno de la película las dudas han abundado acerca de las verdaderas intenciones de Kylo Ren, antes conocido como Ben Solo. ¿Siempre supo que mataría a su padre en ese momento y jugaba con él? ¿Estaba de verdad tan destruido y contaminado al momento de matar a su padre? O la más arriesgada de todas, ¿acaso Kylo Ren / Ben Solo está trabajando de encubierto para la Resistencia con el único fin de destruir al Líder Supremo Snoke y matar a su padre era la prueba definitiva que necesitaba para ganarse su confianza?

Más allá de que la última teoría no tiene nada de sentido J.J. Abrams ha explicado las emociones que envuelven esa escena en un vídeo con comentarios de la película que estará incluido en la nueva versión 3D de The Force Awakens que saldrá en noviembre:

“Muchos me han preguntado sobre esa escena y si Kylo Ren estuvo jugando con él todo ese tiempo y en realidad planeaba matarlo desde el comienzo y la verdad es que pienso que Kylo Ren en ese momento estaba intentando convencerse a sí mismo de alejarse de esta situación, de no hacerlo.

Snoke lo está usando, como bien le dice Han, y creo que de alguna forma Ben sabe esto solo que no puede aceptarlo y en el fondo cree que ha ido muy lejos. Trabajamos en esta escena por un largo tiempo intentando encontrar el ritmo perfecto para desarrollarla y creo que logramos conseguir el balance perfecto entre mucha emoción y esa incertidumbre de no estar seguro de qué es lo que va a pasar.

Aunque siendo sincero es bastante obvio que cuando dos personajes de Star Wars se encuentran muy cercanos el uno al otro en un puente delgado que se encuentra a kilómetros de altura sobre un precipicio no va a terminar bien para alguno de ellos.”

Básicamente lo que Abrams dice es que Kylo Ren realmente no estaba decidido al momento de matar a su padre, e incluso intentaba escapar de esa situación y no hacerlo. Pero Snoke es un manipulador y lo había preparado lo suficiente para cumplir con esta última prueba en su “entrenamiento” que lo terminaría de convertir en el villano que veremos en la próxima película de la saga principal.

2017 debería llegar más rápido. [vía USA Today]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.