J.K. Rowling, la escritora de la saga de libros de Harry Potter y creadora de ese universo de fantasía, tiene un mensaje para todos los fanáticos: “lo siento”. La autora pide disculpas por haber matado a uno de los personajes más complicados, misteriosos y queridos de la saga. ¿Adivinas cuál es?

Advertencia: si todavía a estas alturas no has visto las últimas dos películas de Harry Potter o leído sus últimos dos libros, encontrarás un gran spoiler a continuación. Pero ha pasado mucho tiempo, así que ya deberías haberlo hecho.

En el séptimo libro de la saga, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (primera parte), Rowling tomó la lamentable decisión de matar a uno de los mejores personajes del universo que había creado: Severus Snape.

Advertisement

El profesor Snape fue un personaje que nos cautivó y engañó desde su primera aparición en el primer libro (y película, interpretado por el brillante Alan Rickman). Originalmente creímos que era un villano, pero en realidad su historia era mucho más compleja. Snape terminó siendo un gran aliado de Potter sin que él lo supiera, sino hasta el final.

Pero en 2007, Rowling lo mató. Una década más tarde, la autora pide disculpas a todos sus fanáticos:

“Ok, allá voy. Por favor no comiencen una guerra por esto, pero este año me gustaría pedir disculpas por matar a.... Snape. *corre y se esconde*”

Aunque parezca un noble gesto ante un personaje genial que hablaba de forma tan divertida (en gran parte gracias al talento de Rickman, por supuesto), esto forma parte de una tradición anual que Rowling comenzó en el 2015, en la que todos los días 2 del mes de mayo se disculpa por haber matado a alguien en sus libros e historias.

Sponsored

En el 2015 se disculpó por Fred Weasley y en el 2016 por Remus Lupin. Los fanáticos reaccionaron como era de esperarse:

“[matarlo] tuvo sentido para la historia, pero lo amamos demasiado”.

“No puedo perdonarte. Quería que Harry fuera capaz de agradecerle por todos sus sacrificios”.

“La vida no es justa”.

Otros, en cambio, también pidieron clemencia por otros personajes, como la fiel lechuza de Harry, Hedwig, o el insoportable duendecillo Dobby (lo siento, no lo soporto).

“Por favor, ¿podemos hablar sobre Hedwig?”

“Ok, ¿pero qué pasa con Dobby?”

Por último, otros pensaron que se lo tenía merecido después de haber tratado a sus estudiantes de la forma en la que lo hizo.

“Lo tenía merecido”.

Te agradara o no, Snape fue uno de los mejores personajes de todo este universo de fantasía, además de ser el único cuya historia realmente da un giro inesperado, sorprendente y genial al final. Todavía, al ver de nuevo las películas, pienso que nunca habría imaginado que, después de todo, el tipo era bueno.

Advertisement

RIP Snape. [vía J.K. Rowling (Twitter)]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.