Foto: Mark Von Holden / AP Images.

El músico Jay Z, uno de los propietarios del servicio, asegura que tomará acciones legales contra los anteriores dueños de Tidal debido a que lo engañaron con respecto al éxito y la popularidad que tenía el servicio. Esto, mientras más artistas se olvidan de los acuerdos de exclusividad con Tidal y el servicio vive rodeado de polémicas.

Tidal es una plataforma que desde su lanzamiento (o mejor dicho, renacimiento) hace apenas un año ha estado rodeada de polémicas. Un grupo de músicos famosos (y posiblemente con poco conocimiento de cómo funcionan las cosas en Internet) se unió para fundar el “rival definitivo de Spotify”, ofreciendo contenido exclusivo de sus fundadores (como Beyoncé, Rihanna y Kanye West) y sonido de “alta calidad” por un precio de 20 dólares al mes.

Advertisement

Con el tiempo aquellos que se registraron al servicio durante su período gratuito cancelaron su suscripción justo antes de comenzar a pagar, y poco a poco los artistas le han dado la espalda a la plataforma para lanzar música en exclusiva (incluyendo algunos de sus co-propietarios).

Pues Jay Z está molesto, muy molesto. Según un reporte de Bloomberg el músico ha enviado una serie de cartas advirtiendo sobre próximas acciones legales que tomarán contra la compañía noruega Schibsted, anteriores dueños de Tidal, debido a que “no fueron honestos con relación a la popularidad que tenía el servicio para el momento de su compra”. Jay Z y su grupo pagaron 56 millones de dólares por Tidal al momento de su compra.

En declaraciones de Tidal a nuestros compañeros de Gizmodo (Estados Unidos), la compañía aseguró:

Sponsored

“Después de que tomamos el control del servicio se nos hizo evidente que este tenía muchos menos suscriptores que los 540.000 informados por los anteriores dueños. Por ello ahora estamos iniciando acciones legales contra los involucrados en la compra.”

Por su lado Schibsted asegura que ellos fueron completamente sinceros en cuanto a la información de la compañía para el momento de su venta. ¿Quién dice la verdad? La respuesta la podríamos conocer en un jurado después de años de batalla.

Advertisement

Mientras tanto, Tidal vive una situación agridulce. Por un lado celebraron haber alcanzado los 3 millones de suscriptores para su primer aniversario, pero por otro menos de la mitad de esos en realidad paga la mensualidad (el resto están en período de prueba gratuito) e incluso personas como Kanye West se están olvidando de la exclusividad de sus discos en el servicio, después de haber hecho berrinches asegurando que The Life of Pablo nunca saldría de Tidal. [vía Bloomberg / Gizmodo (Estados Unidos)]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.