Foto: Just Eat

Si vives en Londres pronto no hará falta que interactúes en absoluto con otro ser humano para pedir una pizza o una hamburguesa (no sabemos todavía si eso es una ventaja o no) La multinacional de comida a domicilio Just Eat acaba de anunciar que pronto entregará pedidos con ayuda de un pequeño robot autónomo.

El robot es obra de la compañía con sede en Letonia Starship Technologies, creada por antiguos empleados de Skype. Los robots de Starship hicieron su debut a finales de 2015, pero su desembarco en Londres supone la primera vez que operarán en las calles europeas.

Foto: Just Eat

Los robots comenzarán en fase de prueba y con un radio de acción de una milla. Si los test van bien, esa autonomía puede extenderse a las tres millas (casi cinco kilómetros). Aunque operan de manera autónoma mediante sensores de infrarrojos en 360 grados y seis cámaras, los robots están siempre monitorizados por un operario de carne y hueso. También cuentan con varios sistemas antirrobo que comienzan por las propias cámaras que pueden grabar lo que ocurra en caso de emergencia y por un sistema de localización.

Advertisement

Advertisement

De cara al cliente que pide comida, el funcionamiento de los robots es sencillo. La aplicación de Just Eat proporcionará una clave única que permitirá acceder al compartimento isotérmico donde se guarda la comida. Starship Technologies comenta que, aunque Just Eat es la primera en introducir estos robots, otras compañías de comida a domicilio ya se han interesado por estos pequeños repartidores. [vía Venture Beat]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.