Kim Jong-nam y Kim Jong-un. AP

Ayer publicábamos las imágenes que mostraban cómo se perpetró el ataque que supuso la muerte de Kim Jong-nam. Hoy el diario The Guardian publica una noticia que ahonda más que nunca en la teoría de la conspiración. El hermano del líder norcoreano vivía con paranoia y miedo a morir cada día.

El medio ha contactado con un amigo cercano y confidente de Jong-nam, Anthony Sahakian. En realidad se trata de un amigo de la adolescencia mientras estudiaban en una prestigiosa escuela internacional en Suiza. En los últimos años habían retomado el contacto y ahora Sahakian ha hablado largo y tendido sobre la personalidad del fallecido, las razones de su exilio y las posibles causas de su muerte.

Advertisement

El hombre explica que Jong-nam vivía con el conocimiento de que su hermano podría verlo como una amenaza al gobierno autocrático que él asumió tras la muerte de Kim Jong-il en el 2011. Según Sahakian:

Realmente discutimos sobre el régimen, sobre su hermano, sobre las cosas que suceden allí. Una cosa que puedo decir es que nunca estuvo interesado en el poder. Quería salir. Nunca tuvo ambiciones de gobernar el país. No aceptó ni apreció lo que estaba pasando allí. Mantuvo las relaciones con el régimen a distancia.

Él tenia miedo. No era un miedo que abarcaba todo, pero era paranoico. Era una persona políticamente importante. Estaba preocupado. Por supuesto que estaba preocupado.

La conversación luego gira en torno a un joven Kim Jong-nam, a la época en la que se conocieron estudiando en Europa y al cambio que supuso para el hombre pasar de la cultura europea en la que había sido criado a Corea del Norte:

Con 12 o 13 años no teníamos ni idea de cuál era la diferencia entre Corea del Norte y Corea del Sur. Era un niño muy alegre, muy amable, generoso. Le gustaba la vida y obviamente todos estábamos algo mimados. Pero nada fuera de lo común. Luego regreso a casa y él era un adulto producto de la educación europea, y se encontró con el aislamiento de Corea del Norte.

A comienzos del 2011 Kim Jong-nam expresó sus opiniones políticas al periodista japonés Yoji Gomi. Lo hizo meses antes de que Kim Jong-un fuera nombrado Líder Supremo. Un año después, en el 2012, Gomi publicaba el libro que incluía las críticas de Jong-nam a la transferencia de poder de su hermano.

Advertisement

Desde entonces permaneció en silencio temeroso de que su hermano lo buscara. Un año más tarde era ejecutado su tío, el ex número 2, a manos de Kim Jong-un debido a su “sucia ambición política”. A partir de entonces Kim Jong-nam mantuvo un perfil aún más bajo bajo con el único fin de preservar su vida. Según Sahakian:

Estaba muy triste por la situación en su país. Y realmente lo sentía por su gente. A esto se sumaron las presiones sobre él mismo porque no podía hacer nada al respecto. Él había considerado su papel (o la falta de él) en su país de origen. A pesar de que todavía tenía alguna pretensión de ser el alto cargo como el hijo mayor que era, sabía que no tenía el “carácter o la voluntad” para entrar en el mundo despiadado de la política de Corea del Norte. Tienes que tener hielo en tus venas para hacer eso.

Sahakian también defendió a su amigo de las informaciones que lo tachaban de vividor y playboy adicto a los casinos, aunque no oculta que le gustaba vivir bien y divertirse “de vez en cuando”. De hecho y como prueba de ello, dice que la última vez que visitó Ginebra se quedó en un apartamento de Airbnb:

Vivir una vida normal era difícil. Tienes que imaginar la inmensa presión psicológica para alguien como él. ¿Cuál es tu habilidad como hijo de un dictador? ¿Qué haces? ¿Vas a trabajar para Goldman Sachs? No fue nada fácil para él.

Por último, el que fuera su compañero de escuela explica a The Guardian cómo su mente fue avanzando en un estado de paranoia y miedo absoluto. ¿Quién mató a Kim Jong-nam? Sahakian apuesta por una nueva teoría, la de un general adulador del Líder Supremo que habría tomado la iniciativa de matarlo. [The Guardian]