El de la foto de arriba, pitillo en mano, es Kim Jong-Un, máximo mandatario de Corea del Norte. La imagen está dando mucho que hablar, pero no por el cigarro ni la situación (una reunión con altos cargos oficiales), sino por el smartphone que tiene a su lado. ¿De qué marca es? Nadie levanta la mano. "No es un móvil Samsung", ha dicho rápidamente la compañía, según AFP. Parece un HTC, pero la taiwanesa también ha evitado identificar el móvil y se ha desmarcado con un "soportamos a todos los usuarios". Política, tecnología y marketing, esa bomba de relojería. 

La foto ha sido publicada por medios oficiales de Corea del Norte pero el debate está en Corea del Sur. ¿Se trata de un Samsung, un LG, un HTC, un iPhone? Desde luego no parece el smartphone de Apple, pero es muy difícil adivinar la marca por la foto. Lo que sí está claro es que, a juzgar por la reacción de Samsung y HTC, los fabricantes prefieren no oír ni hablar del tema. 

Advertisement

No se sabe tampoco si el móvil fue colocado en la mesa por casualidad o a propósito. Un diario surcoreano explica, según AFP, que la elección de la marca es un tema puramente político. "Sería políticamente incómodo utilizar un móvil de marca estadounidense... y tampoco puede insinuar que su vecino del sur es tecnológicamente más avanzado".

Lo curioso es que, de cara a sus propios ciudadanos, poco importa. Solo un 8% de los habitantes en Corea del Norte tienen móvil, pero no son smartphones ni se pueden conectar a Internet. Muchos probablemente ni sepan qué es un smartphone. Ni Internet. Ni muchas otras cosas. [AFP]

Foto: AFP/Getty Images